Criminalizan empresarios a ambientalistas de Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- Miembros del Comité de Defensa del predio La Joyita, cuyos terrenos aglutinan más de 30 hectáreas y son considerados el último pulmón boscoso de esta capital, se manifestaron afuera de palacio de gobierno para protestar contra el “acoso” de la familia Fernández Garibay, dueña del terreno.

Una de las activistas, Norma Ortiz, exigió la intervención del gobierno del estado en la denuncia que interpuso la familia Fernández Garibay contra los defensores del predio, y demandó que los funcionarios estatales que autorizaron la venta den la cara a los ambientalistas.

Alejandro González, otro miembro del Comité de Defensa, señaló que mientras el gobernador Javier Duarte los ignora y prefiere actuar con deshonestidad al no confirmar o desmentir que las 30 hectáreas ya están vendidas para que se construya un complejo residencial, comercial y hotelero, los boyantes empresarios –agregó– han optado por la represión y criminalización del movimiento, apoyados por agentes del Ministerio Público.

Por su parte, Cristina Azuara, presidenta de la agrupación, expresó que los activistas ambientales desconocen cuántas personas han sido demandadas penalmente y no saben cuál es el presunto delito del que se les acusa, de manera que, dijo, se trata de un acto de acoso e intimidación por parte de los dueños del predio, luego de que el Comité de Defensa exigió al gobierno estatal la expropiación de los terrenos.

“No tenemos conocimiento de las razones por las que somos demandados, lo único que sí sabemos es que (la demanda) está en el Juzgado Cuarto de Primera Instancia. No tenemos el número de denuncia, pero fue a finales de abril que se presentó. Yo creo que a nosotros no nos toca investigar, queremos dejarle la responsabilidad al gobierno del estado”, puntualizó.

La Joyita es el último reducto del bosque de niebla en esta ciudad, junto con el Área Natural Protegida de El Tejar. Ambos funcionan como “brazo de extensión” del bosque mesófilo en el Parque Natura.

Pese a ello, los empresarios pretenden construir un centro comercial y un área residencial para familias pudientes del estado.

Entre los diversos constructores y empresarios que compraron o tienen proyectos económicos dentro de La Joyita se encuentra Justo Fernández Garibay, exdiputado local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

El actual candidato a la diputación local por la coalición “Veracruz para Adelante”, David Velasco, fue quien en 2007, cuando fungía como alcalde, dio su anuencia para los cambios de uso de suelo y para construir un centro comercial en la zona mencionada.

En distintas ocasiones, integrantes del Comité de Defensa del predio La Joyita han protestado por esa medida, y este martes lo hicieron en las afueras de palacio de gobierno, donde colocaron pancartas y cartulinas, en una de las cuales se leía: “Gracias por la cárcel señor gobernador. Usted sabe que no tenemos dinero para enfrentar una demanda”.

Los activistas exigieron “honestidad” y “sinceridad” al gobierno de Duarte, quien se ha negado a darles una respuesta puntual sobre la solicitud de más de 10 mil xalapeños que firmaron a favor de expropiar dicho pulmón boscoso o, en su defecto, que sea el gobierno priista quien compre ese pulmón natural y lo decrete área natural protegida.