Mediación

La transmigración de los cuerpos, de Yuri Herrera.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Yuri Herrera (Actopan, 1970) presenta su tercera novela: La transmigración de los cuerpos (Ed. Periférica. Col. Largo recorrido No. 40; Madrid, 2013. 134 pp.). La historia sucede en cierta población del norte, bajo una epidemia que limita las formas de vivir de sus habitantes. Gracias al encierro el personaje central, El Alfaqueque puede tratar a La Tres veces rubia y tener una relación, pero una disputa entre dos familias la interrumpe. Por su carácter mediador el personaje interviene para que el enfrentamiento no genere más peleas, muertes, malentendidos… y con sorpresa descubrirá las causas de esa violencia.

En esta novela Herrera continúa con su intento de profundizar sobre el sujeto conciliador, iniciado en los relatos Trabajos del reino y Señales que precederán al fin del mundo. El conflicto enfrenta a dos partes, casi siempre con pasiones desbordadas, que limitan el entendimiento, por lo que no pueden resolverse las diferencias. Ante lo cual se requiere de un árbitro sin prejuicios y cuya palabra sea escuchada. Así, los incordiados podrán entender intenciones, acciones, ardores, empeños… y superar los roces. La transmigración de los cuerpos está escrita con un lenguaje económico y seco, sin ninguna floritura, lo que permite una lectura ágil y captar lo absurdo de la intolerancia.