Cancela el INAH la construcción del Museo del Chocolate en Chichén Itzá

Uno de los promocionales de la historia del chocolate en Chichén Itzá.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) negó a la empresa Choco Story Chichén SA de CV la autorización para construir el Museo del Chocolate en el complejo arqueológico de Chichén Itzá porque en el sitio seleccionado por la empresa para realizar la obra se localizan elementos que forman parte de edificaciones prehispánicas.

En un comunicado, el INAH notificó a la empresa la improcedencia del proyecto, y exigió la demolición de las obras ya ejecutadas sin su autorización.

Al respecto, el secretario técnico del INAH, César Moheno, aclaró que el Instituto no había autorizado la construcción del Museo porque “hubo daño al patrimonio cultural de la nación”.

Las obras ya realizadas, subrayó, deben ser demolidas, “dado que no tenían autorización y dado que afectaron el patrimonio de una zona arqueológica tan importante como es la de Chichén Itzá”, considerada como una de las siete maravillas del mundo.

De acuerdo con Moheno, el museo se construía en un terreno de Choco Story Chichén SA de CV, pero el patrimonio de todos los mexicanos, subrayó, tiene prioridad sobre cualquier otro tipo de propiedad.

En el comunicado difundido este miércoles, el INAH puntualiza que en el marco de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, el Instituto determinó no autorizar la construcción del museo en el tablaje catastral número 7856, propiedad privada de la empresa.

Con ello, añade, el Instituto refrenda su compromiso irrestricto de proteger el patrimonio arqueológico de México en apego a las disposiciones legales aplicables.

Detalla que con base en el dictamen del Consejo de Arqueología, órgano colegiado integrado por especialistas de reconocido prestigio, el INAH resolvió que la demolición de todas las construcciones realizadas a la fecha se efectúe bajo la supervisión de personal calificado del Instituto y se restituyan los elementos arqueológicos que se encontraban en el sitio.

El secretario técnico del INAH sostuvo que la empresa ya recibió la notificación, pero hasta el momento no ha dado respuesta, y ahora que sigue, dijo, es iniciar los trabajos de supervisión de la demolición del Museo del Chocolate.