Partidero

En contra de lo que afirman expertos en derecho en el sentido de que Rafael Caro Quintero no podrá ser extraditado a Estados Unidos luego de que el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito sobreseyó su caso y él recuperó su libertad la madrugada del viernes 9 –los delitos que se le imputaban ya prescribieron  en México, aunque no en aquel país–, un especialista en derecho, que pide omitir su nombre, sostiene en un escrito enviado a este semanario que sí es factible la extradición; tanto, que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, ordenó revisar el fallo del tribunal. Según él, incluso, ya existe una orden de aprehensión:

“Si tomamos en cuenta lo impuesto en el artículo sexto del Tratado de Extradición de México con Estados Unidos, encontramos que existe una causal de impedimento para extraditar a un connacional, y ese es precisamente el principio de non bis ídem que significa que no se puede juzgar dos veces por un mismo delito. El quid de esta libertad estriba en que se le haya juzgado por un tribunal competente en el que se le haya condenado o absuelto, resulta que si bien es cierto durante 28 años se siguió un proceso y se le condenó por delitos contra la salud y los de homicidio en agravio del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar y de una pareja de jehovistas norteamericanos, por los cuales se le condenó a casi 190 años de prisión, es bien sabido que por disposición constitucional sólo compurgaría 40 años, de los cuales, por los de homicidio se compurgarían, más o menos, en 30 años; esto es, sólo le faltaban dos años para cumplir su pena en la que fue declarado culpable. Sólo que la defensa y la evolución de nuestras reformas constitucionales y de orden penal, en un sistema acusatorio como el actual que se está gestando en el país, al interponer esa demanda de amparo que inicialmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación se negó a  atraer, el Segundo Tribunal Colegiado del Tercer Circuito ratificó la sentencias por delitos contra la salud, sólo que en cuanto a los homicidios estimó que fue un juzgado incompetente, o sea el fuero federal, cuando debió haber sido el fuero común; por ello ordenó su inmediata libertad de Caro con los delitos contra la salud compurgados, pero en cuanto a los homicidios de Camarena y otros, sobreseyó la causa. Esto, en plenitud de derecho, significa que todo lo actuado por los homicidios quedó nulo. En consecuencia, nunca fue juzgado por lo que no opera el principio de cosa juzgada y entonces de esa expectativa resulta procedente la solicitud de extradición. También es cierto que existe otro principio, como es el de la prescripción de los delitos en el país requerido (México), pero esa prescripción debe ser declarada en plenitud de jurisdicción de un tribunal que a la fecha nadie se ha pronunciado; en tal razón se corre el riesgo de que la solicitud de extradición resultaría procedente. La ironía es que a menos de dos años para cumplir la pena de una sentencia que daría vigencia a la causal de impedimento de extradición, ahora con la causa sobreseída, sí es posible se le extradite a los Estados Unidos”.

* * *

Y si de alguien quiere vengarse la justicia estadunidense, aparte de los terroristas, es de Caro Quintero, por ser autor intelectual del secuestro, tortura y asesinato de Camarena en febrero de 1985. Por tal motivo el especialista considera al recién liberado como “uno de los criminales más violentos de México” y juzga que nunca debió salir de la cárcel. Al cierre de edición, Estados Unidos ya había solicitado la captura del capo con fines de extradición, y la PGR, ni tarda ni perezosa, informó de inmediato que ya contaba con la orden de un juez para detener a Caro, quien debe andar intranquilo y a salto de mata, pues allá le espera cadena perpetua. Al menos.

* * *

Todavía no empieza el nuevo ciclo escolar y en el Centro Universitario Arquitectura, Arte y Diseño (CUAAD) ya hay inconformidad en contra de su rector, Ernesto Flores Gallo, porque nombró a la recién egresada Yuliana Padilla como responsable del Programa de Reciclaje, Medio Ambiente y Urbanismo de esta dependencia universitaria. Según maestros de la institución, Yuliana carece de experiencia y de méritos para el cargo, mientras se ignora a quienes sí los tienen.

[email protected]