Otorgan el Premio FIL 2013 al escritor francés Yves Fonnefoy

El escritor francés Yves Fonnefoy.
Foto: AP

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El escritor francés Yves Fonnefoy obtuvo el Premio FIL de Literatura y lenguas Romances 2013.

El reconocimiento, que consta de 150 mil dólares, será entregado a Yves Bonnefoy durante la ceremonia de inauguración de la edición 27 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que se realizará del 30 de noviembre al 8 de diciembre próximo, y que tendrá a Israel como país invitado.

El narrador, poeta traductor y ensayista galo será el primero en recibir el Premio FIL después de que se hicieron modificaciones al esquema del jurado calificador para la edición de este y los subsiguientes años, luego de la polémica que generó en 2012 la entrega del premio al peruano Bryce Echenique.

De acuerdo con el comité organizador de la FIL, el jurado está integrado por siete “reconocidos críticos literarios y escritores”: el brasileño Horacio Costa; el mexicano Hugo Gutiérrez Vega; la italomexicana Mariapia Lamberti; Esperanza López Parada, de España; Simona Sora, de Rumania; Benedetta Craveri, de Italia, y Pascal Gabellone, de Francia.

Dicho jurado destacó la trayectoria y la calidad de la obra del poeta, traductor, narrador, ensayista y crítico francés, a quien calificó como un “testigo de las experiencias humanas del siglo XX, a las que se enfrenta con toda la generosidad y agudeza de su producción crítica y poética, dentro de las que es capaz de hermanar la tradición con el presente”.

Asimismo, definió la poesía de Bonnefoy como “sofisticada en contraste con una dicción sencilla”, y una obra que “integra la vanguardia a los grandes pilares de la modernidad poética, tales como Baudelaire, Celan o Rimbaud”.
De acuerdo con la información oficial, Yves Bonnefoy es miembro del Collège de France y está considerado como uno de los poetas franceses más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Es Hijo de un ferrocarrilero y una enfermera.

El escritor nació en Tours, Francia, en 1923, y se interesó por la filosofía y las matemáticas desde sus primeros estudios. Es heredero de los surrealistas y ha publicado colecciones de poesía, libros de cuentos, un diccionario sobre mitología, Dictionnaire des mythologies et des religions (1981), y ensayos fundamentales de las artes, como L’improbable (1959), La Seconde simplicité (1967), L’Arrière-Pays (1972), Le Nuage rouge (1977), La Vérité de parole (1988) y Récits en rêve (1987).

Se dice que conoció a André Breton en 1946 y se unió brevemente a las últimas tertulias que dirigió el poeta surrealista en París. Fue traductor de Shakespeare y Yeats, y entre sus obras publicadas en español se encuentran Del movimiento y de la inmovilidad de Douve, Relatos en sueños, Principio y fin de la nieve y Las tablas curvas.

Esperanza López Parada, integrante del jurado calificador, se refirió al galardonado como un poeta metafísico que “entiende la poesía como la exploración de otras dimensiones. Para Bonnefoy, lo que tiene una presencia real es lo improbable, lo onírico, lo ensoñado y, al mismo tiempo, esa es una existencia real, para él entrañada, indudable. Es un poeta paradójico que juega con estas contradicciones”.