La Sub-17 se impone a Italia y va contra Brasil en cuartos de final

Ochoa, Díaz y Tovar celebran una de las anotaciones.
Foto: AP

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La selección mexicana Sub-17 derrotó 2-0 a Italia y avanzó a cuartos de final para enfrentar a Brasil en el Mundial que se juega en Emiratos Árabes.

En un partido que al final se les complicó, los mexicanos tomaron la ventaja al minuto 25 con un gol de Alex Díaz, quien juega en el Club América. El futbolista disparó de derecha desde fuera del área.

Los italianos, obligados a buscar el empate, abrieron muchos espacios para que los mexicanos pudieran ampliar la ventaja, y aunque estuvieron cerca, les falló la puntería.

En los últimos minutos de juego Italia no paraba de presionar. Una falta de México propició una jugada a balón parado que Alberto Cerrí remató de cabeza y apenas se fue por encima del travesaño.

Cerca del final del encuentro, Michael Fabbro disparó con potencia, pero el arquero Raúl Gudiño desvió el tiro con un manotazo; en el contrarremate Vittorio Parigini estaba frente al marco para anotar, pero el zaguero Erick Aguirre levantó la pierna para evitar la caída de la portería azteca.

En el contragolpe, el portero Simone Scuffet se equivocó en la salida y dejó descubierto su marco.  Antonio Granados de las Chivas centró e Iván Ochoa de Pachuca, solo frente a la portería, mató a los italianos con el 2-0 en tiempo de compensación.

Al término del encuentro, el entrenador Raúl Gutiérrez declaró que está satisfecho con el resultado, pero no está de acuerdo con la forma en que sus discípulos jugaron,  pues considera que tuvieron muchas oportunidades para definir antes el partido y las desaprovecharon.

“Estuvo demasiado sufrido, a veces fuimos poco inteligentes. Teníamos el partido de nuestro lado y jugamos a matar o morir (y no era necesario) porque íbamos ganando. Eso se aleja de lo que queremos, del trato (que queremos darle) a la pelota.

“Estoy feliz por el pase, pero no por el trato a la pelota. El equipo debería haber definido antes el partido, se nos complicó, ellos tienen gente muy alta adelante y quisieron sacar ventaja de eso. Los muchachos hicieron un gran esfuerzo pero hay que mejorar. En estas instancias hay que merecer ganar”, dijo Gutiérrez.

El próximo partido de México será el viernes 1 de noviembre contra Brasil que ganó a Rusia 3-1.