La CONANP emprende acciones legales para recuperar el parque turístico Amikuu

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (proceso.com.mx).- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) inició acciones legales para tomar posesión de las instalaciones del parque turístico Amikuu, ubicado en el Parque Nacional del Cañón del Sumidero, donde la semana pasada la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) “rescató” a 54 animales abandonados.

Joaquín Zebadua Alba, director regional de la Frontera Sur-Istmo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en Chiapas, dio a conocer que este organismo posee un convenio que data de 2003 en el que se señala en una de sus cláusulas que cuando el parque ubicado en el Parque Nacional del Cañón del Sumidero dejara de funcionar, las instalaciones formarían parte de la CONANP.

Zebadúa explicó que el área jurídica de la CONANP determinará el momento en que se tome posesión de las instalaciones de dicha área, que originalmente se llamó Parque Ecoturístico del Cañón del Sumidero y que posteriormente se autodenominó Amikuu.

Señaló que este caso es similar a alguien que construye en una propiedad ajena: si las personas dejan el establecimiento, todo lo que se haya construido queda bajo dominio de los dueños del territorio, en este caso del Parque Nacional del Cañón del Sumidero, tal como lo establece el convenio de 2003.

Dijo que en realidad nunca fueron notificados del cambio de nombre, propietarios o administradores, pero según los documentos legales que poseen, éste pasará a formar parte de una estación ecológica de vigilancia y monitoreo de la CONANP y a largo plazo podría valorarse la creación de “un verdadero parque ecoturístico con la participación comunitaria de los lugareños” y no este, que contenía visión lucrativa sin derrama económica en pro de la conservación del Parque Nacional.

Indicó que se deben fincarse responsabilidades en contra de los administradores y socios que abandonaron el parque desde finales de 2013 y dejaron a su suerte a unos 54 animales.

La semana pasada, la PROFEPA informó que los reptiles -18 serpientes, 14 cocodrilos y seis tortugas- fueron trasladados para su atención y recuperación a la UMA “El Boquerón”, ubicada en el municipio de Osumacinta.

Los felinos, primates y aves, quedaron en depositaría de los responsables de la UMA “El Jardín” (Parque Amikuu), a quienes se les hizo ver la obligación de proporcionar a los ejemplares la condiciones necesarias para mantenerlos en buen estado tanto físico y de salud, situación que prevalecerá en lo que se encuentran UMAs interesadas en la recepción y cuidado de estos ejemplares”.