Llegan los blues del Doctor House

Doctor House

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Poseedor de gran talento para la actuación en drama y comedia, una buena técnica como pianista, una voz peculiar para cantar los blues además de escritor de un best seller, Hugh Laurie es sin lugar a dudas de los artistas más completos de la actualidad.

Graduado en la prestigiada Universidad de Cambridge, fue ahí donde comenzó su carrera artística luego de dejar su sueño de ser canoísta olímpico, como su padre.

En 1980, gracias a la actriz Emma Thompson, conoció al también actor y erudito Stephen Fry, con quien formó pareja cómica por más de diez años y cuya exitosa serie de televisión A bit of Fry & Laurie (1989-1995) le permitió combinar su talento musical con la comedia, en canciones como “Mystery”, “All we got to do is…” y “America”.

Actor consumado en cine y televisión la fama le llegó al convertirse en el geniudo y genial Doctor House en la serie del mismo nombre que por ocho años le trajo premios y reconocimientos. Pianista y guitarrista aficionado en su adolescencia, fue a los 7 años de edad que el blues lo cautivó al escuchar “I can’t quit you baby” del compositor y contrabajista Willie Dixon.

“No recuerdo dónde estaba cuando asesinaron a John Lennon –dijo hace dos años a la revista GQ–, pero sí cuando escuché que Muddy Waters había muerto. Manejaba por la autopista A1 de Lincolnshire y tuve una horrible reacción egoísta, pensé: ‘Ahora ya nunca podré verlo tocar en vivo’.”

Laurie se sentaba a escuchar lo que el pianista del blusista Waters, Otis Spann, hacía detrás del requinto y la voz del genio de Mississippi.

“Nunca me vi al frente de un escenario como héroe de la guitarra, cuando todos mis amigos tocaban una guitarra real o imaginaria. Siempre me veía detrás, sólo tocando el piano.”

Su enamoramiento con el blues llegó a su punto más alto en 2011 al finalmente aceptar el ofrecimiento de la Warner Brothers para hacer un álbum. Así grabó el fabuloso “Let them talk”, colección de clásicos del blues, boogie-woogie y jazz que Laurie supo apropiarse efectivamente. En 2013 lanzó “Didn’t it rain”, otra blusera con canciones del sur de Estados Unidos embarcándose en una gira mundial que lo mantendrá activo al menos hasta el próximo mes de agosto. Comentó Laurie al respecto a un diario de Tennessee:

“Me encanta. Soy como un niño en el autobús, no lo puedo creer. Es mi sueño hecho realidad. El resto de los cuates de la banda son muy pero muy experimentados y algunos de ellos lo han estado haciendo por treinta o cuarenta años. Así que tal vez la cosa se ha desgastado un poco para ellos… ese es el gran problema. Pero para mí es la aventura más grande que hay.”

Hugh Laurie, junto con la Copper Bottom Band, se presentará este martes 10 a las 20:30 horas en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, y el miércoles 11 celebrará su cumpleaños 55 en el Teatro Diana de Guadalajara, Jalisco.