Arranca Moreno Valle su “Disneylandia”… sin permisos del INAH

Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla.
Foto: Octavio Gómez

SAN ANDRÉS CHOLULA, Pue. (apro).- Aunque este día se publicó el decreto expropiatorio de terrenos aledaños a la Gran Pirámide, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reveló que, de nueva cuenta, el gobierno de Rafael Moreno Valle arrancó un proyecto de parque temático sin contar con permisos.

El delegado del INAH, Francisco Ortiz Pedraza, dijo que hasta ahora la institución no ha recibido información sobre el proyecto que tiene el gobernador para construir el “Parque de las Siete Culturas”, en terrenos aledaños a la Pirámide de Cholula.

Situaciones similares han ocurrido con otros proyectos del gobierno morenovallista, pues igual inició el Viaducto Zaragoza, el teleférico y el distribuidor Cholula sin contar con la autorización del INAH.

En un oficio dirigido a los vecinos de San Pedro Cholula, fechado el jueves 7, el delegado del INAH igual confirma que no han recibido solicitud oficial para el desarrollo de un proyecto en la zona arqueológica de esa localidad.

En el escrito, Ortiz Pedraza señala que en un recorrido que hizo con autoridades municipales y estatales, “verbalmente se expresaron ideas para desarrollar obras en esos terrenos”.

En tal ocasión, “aprovechamos la oportunidad para solicitar al mandatario, y así lo hicimos, la entrega de una copia del proyecto y, por supuesto, las gestiones ante el INAH para la autorización correspondiente, mismas que hasta la fecha no han sido entregadas”, detalla.

Este martes, el ayuntamiento de San Andrés Cholula hizo efectiva la expropiación de 17 predios de particulares, la mayoría terrenos de cultivo, que forman parte de 24 hectáreas donde se proyecta construir el “parque temático” que propone el gobierno estatal como atractivo turístico.

Los habitantes de San Andrés y San Pedro Cholula se declararon en resistencia para evitar que este proyecto se lleve a cabo, pues consideran que lo que busca es “convertir la zona arqueológica en un Disneylandia”, que desplazaría a los habitantes originarios de estas comunidades.

Además los lugareños, quienes promovieron un recurso de revocación en contra de la declaratoria de utilidad pública que decretaron los ayuntamientos de los dos Cholula, advierten que el proyecto prevé la construcción de espejos de agua, que implicarían excavación en el subsuelo aledaño a la Gran Pirámide, el cual está protegido por el INAH.

“Lo cual requeriría previamente un peritaje de afectación y proyecto de salvamento arqueológico. Asimismo, se requirió primero un proyecto ejecutivo de lo que se planea hacer con profundidad y localización precisa para que el INAH autorice o niegue los permisos correspondientes”, señalaron los vecinos en un escrito.

Contrario a seguir los lineamientos que legalmente corresponderían, abundaron, las autoridades locales primero proceden a expropiar y luego solicitarán los permisos. “Que si no los obtiene, ya nos perjudicó en nuestro patrimonio, aplicándose el dicho popular: ‘Fusílalos y luego averiguamos’”, advirtieron.

En su pronunciamiento, proponen al gobierno un proyecto incluyente con los vecinos y oriundos de la zona cholulteca para atraer visitantes y mejorar la calidad de vida de las personas.

El estudio para justificar la declaratoria de utilidad pública, acusaron, olvidó que en la zona que pretende afectar se aplica la Ley de Monumentos, Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, la cual dispone que es utilidad pública la investigación, la protección, conservación, restauración y recuperación de los monumentos y zonas de monumentos arqueológicos.

La única justificación que promueve el gobierno estatal, expusieron los vecinos, es la derrama económica que deja el turismo, pero no se considera impulsar y difundir el legado histórico de Cholula.

“Lo necesario para fortalecer la economía de Cholula son los proyectos interdisciplinarios que involucren a diferentes sectores de la población”, puntualizaron.

En abierta contradicción, señalaron, el gobierno se propone construir un parque temático sin considerar la posibilidad del salvamento arqueológico de la zona, algo que sí es necesario.

Los habitantes de Cholula además advirtieron que el proyecto morenovallista incurre en errores históricos y de conocimiento de la cultura e identidad de los cholulas.

“Escribir sobre un proyecto y ni siquiera conocer el número de barrios que hay, 10 y no 8 como refiere el documento, significa una desconexión con la realidad. La iglesia de Los Remedios no es del siglo XVI. Son conocimientos básicos para quienes toman decisiones. Todo esto lo que refleja es una distorsión que sirve únicamente de pretexto para la expropiación”.

Además, “no hay en el proyecto denominado Parque de las 7 Culturas algo que justifique una expropiación de terrenos y casas por utilidad pública con el pretexto absurdo de un rescate de la zona arqueológica cuando nada aporta al respecto”, acusaron.