Tras detención de Héctor Beltrán Leyva, el próximo es “El Mayo” Zambada: DEA

Ismael "El Mayo" Zambada en una fotografía tomada en abril de 2010.
Foto: Archivo Proceso

EL PASO, Texas (apro).- Después del arresto de Héctor Beltrán Leyva, El H o El Ingeniero, de la única acusación formal en Estados Unidos en contra de los principales miembros de la llamada Federación de Sinaloa, luego dividida en los antagónicos Cártel de Sinaloa” y el Cártel de los Beltrán-Leyva, sólo permanece prófugo Ismael El Mayo Zambada, quien –según afirman fuentes de la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA)– sería el próximo en caer.

En la acusación formal interpuesta por la Corte del Distrito Este de Nueva York en julio de 2009 en contra de la Federación de Sinaloa por narcotráfico, se señalan como acusados a Arturo Beltrán Leyva, Ignacio Coronel Villarreal, Joaquín Guzmán Loera, Jesús Zambada García, el prófugo Ismael Zambada García y el recientemente capturado Héctor Beltrán Leyva.

“Desde los noventa la Federación Mexicana, también conocida como La Federación y La Alianza, ha existido como un sindicato del crimen organizado fundado por los mayores narcotraficantes mexicanos y su histórica relación”, apunta el documento federal.

“Arturo Beltrán Leyva, Héctor Beltrán Leyva, Ignacio Coronel Villarreal, Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada García y Jesús Zambada García ocuparon la supervisión, manejo, administración, organización y liderazgo de la aún presente empresa criminal”, agrega.

La acusación formal denuncia nueve cargos: uno por organización criminal y ocho por tráfico de cocaína a Estados Unidos desde la década de los noventa hasta 2005, según se lee en el documento firmado el 10 de julio de 2009.

Sin embargo, de los seis acusados únicamente Ismael El Mayo Zambada permanece prófugo, mientras que Jesús Zambada García, Joaquín El Chapo Guzmán, y ahora Héctor Beltrán Leyva se encuentran bajo custodia de las autoridades mexicanas.

Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, e Ignacio Coronel Villarreal fueron asesinados en distintos hechos, el primero en 2009 y el segundo un año después.

Según lo expresado por un agente de la DEA en Texas, quien pidió el anonimato, el arresto de Héctor Beltrán Leyva “nos ha dejado con solo uno más de los capos de la Federación por perseguir”.

“Puedo asegurar que Ismael Zambada caerá en cualquier momento, nuestros esfuerzos están dirigidos ahora a su arresto”, comentó el agente federal a Apro.

Apenas el año pasado las autoridades estadunidenses habían alertado del resurgimiento del cártel de los Beltrán Leyva bajo el liderazgo de El H.

El director de la Oficina de Control y Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), Adam Szubin, señaló que han estado vigilando al cártel de los Beltrán Leyva: “Hemos estado monitoreando de cerca el resurgimiento de la organización de los Beltrán Leyva en su lucha por una mayor participación en el tráfico de drogas en México. Continuaremos usando nuestras dependencias para frenar estas organizaciones violentas”.

La OFAC ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por información que llevara a la captura de Héctor Beltrán Leyva, y las autoridades mexicanas hasta 2 millones de pesos.

En diciembre de 2009, la OFAC enlistó a Beltrán Leyva bajo la Ley Kingpin, que prohíbe realizar negocios con esta persona, y fue acusado de tráfico de drogas en los distritos Columbia y el Este de Nueva York.

El director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, informó hoy en conferencia de prensa que la detención de Héctor Beltrán Leyva en San Miguel Allende, Guanajuato, se concretó de manera rápida, eficaz y sin disparos en un restaurante de esa localidad, donde además fue capturado Germán Goyeneche Ortega, quien lo acompañaba en ese momento.