Pactan ejes de trabajo para Agenda Digital Cultural de Iberoamérica

MEXICO, D.F. (apro).- Luego de que el martes pasado se anunciara en la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que la Agenda Digital Cultural sería tarea de los ministros de Cultura, ahora ya se fijaron los ejes de trabajo de la misma.

Se trata de la creación de tres plataformas en torno a lo audiovisual, la palabra escrita y patrimonio, mismos que serán monitoreados a través de reuniones, virtuales y presenciales, con grupos de trabajo con metas a dos, cuatro e incluso diez años.

La Agenda Digital Cultural es la primera de nueve propuestas que se discutieron el martes 9 durante la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se llevó a cabo en Veracruz, y en la que se designó a la Secretaría General Iberoamericana (Segib) como la encargada de convocar y coordinar un grupo de trabajo entre Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, España, y México –con el apoyo de la Organización de Estados Iberoamericanos– para diseñar e impulsar dicha agenda.

Rafael Tovar y de Teresa, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), destacó que en el tema de la palabra escrita está en marcha en el país la plataforma “librosmexico.mx”; la puesta en línea de la librería Educal, con 15 mil títulos a la venta; el próximo lanzamiento de la plataforma audiovisual para el cine mexicano Cinema México, y se están sentando las bases para la creación de la plataforma que contendrá el registro del extensísimo patrimonio cultural mexicano.

Durante los dos días de sesión de la Agenda Digital Cultural se destacaron los temas de digitalización sistemática del patrimonio cultural; la generación de contenidos locales y compartidos; las plataformas digitales; la tecnología en los espacios culturales; las artes digitales y las industrias creativas, todo ello reconociendo diferencias y asimetrías entre los países, la diversidad cultural y la necesidad de fomentar los aspectos económicos de la cultura digital local, según el comunicado del Conaculta.

También se analizó la transición de lo analógico a lo digital; la digitalización del patrimonio y el de la generación de contenidos; en este último aspecto se señaló que un común denominador de los países participantes ha sido el papel de la sociedad civil, y la participación de la ciudadanía no sólo como receptora y consumidora, sino como generadora de contenidos.

Según Tovar y de Teresa, la agenda tratará de fomentar un espacio digital de contenidos culturales, y de apoyar la digitalización y divulgación del patrimonio cultural de Iberoamérica a través de Internet; además de impulsar el desarrollo de las empresas y emprendedores culturales, y reforzar el papel de Iberoamérica en foros internacionales.