Estudiantes entregan 37 de 41 planteles del IPN

MÉXICO, D.F. (apro).- 74 días después, dividida la comunidad estudiantil en el balance de lo conseguido, en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) terminó oficialmente el paro de labores con la entrega de 37 de los 41 planteles que desde el 26 de septiembre tomó el movimiento estudiantil en protesta por la degradación de planes y programas de estudio, así como la imposición de un reglamento interno que laceraba los derechos de su comunidad.
Quedan las pintas y consignas, huellas de los jóvenes politécnicos que se organizaron hasta conseguir demandas históricas del movimiento y un Congreso Nacional Politécnico (CNP) que dé rumbo a la autonomía de la institución.
Los planteles que postergaron la entrega de instalaciones son la Escuela Superior de Enfermería y Obstetricia (ESEO), la Vocacional 15, y las unidades Santo Tomás y Tepepan de la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA), estas últimas en protesta por el asesinato de su compañera Edith Gutiérrez, la madrugada del jueves 11 en la delegación Iztapalapa.
Se espera que las cuatro escuelas entreguen sus instalaciones entre el sábado y el lunes 15, para dar paso al inicio de labores que terminará de regularizarse el séptimo día de enero.
Luego de comprobar el buen estado de las instalaciones, las autoridades del IPN firmaron la entrega de las escuelas.
Simbólicamente, el movimiento concluyó al caer la tarde en la Plaza Roja de Zacatenco, donde los jóvenes hablaron de la transformación “histórica” de su instituto y el “despertar” de la conciencia politécnica.
Entre discursos, advirtieron que serán vigilantes de la nueva administración, encabezada por Enrique Fernández Fassnacht, y la decisión de seguir “en pie de lucha” de la mano del movimiento estudiantil nacional.
“Hacemos un llamado al pueblo de México para que se organice y que juntos construyamos ese país que deseamos todos, donde la desaparición de estudiantes no quede impune y seamos libres “, dijeron al grito de un huélum.