Protestas enmarcan inicio de obras para un canal interoceánico en Nicaragua

La oposición al canal interoceánico en Nicaragua.
Foto: AP / La Prensa / Óscar Navarrete

MANAGUA (apro).- Entre protestas de campesinos que se niegan a vender sus tierras, el gobierno de Nicaragua y la concesionara HKND, que planea construir en ese país un canal interoceánico de 278 kilómetros de longitud, iniciaron hoy oficialmente las obras auxiliares al megaproyecto, cuyo costo está estimado en 50 mil millones de dólares.

Pese a que aún no están concluidos los estudios de impacto ambiental y de factibilidad, el gobierno y HKND emprendieron la construcción de una carretera que servirá para trasladar la maquinaria pesada en el tramo este del canal, por donde planean que pasen portacontenedores de 25 mil TEU, barcos graneleros de 400 mil toneladas, y petroleros de 320 mil toneladas.

Con un breve acto realizado en la mañana en la hacienda Miramar, ubicada en Rivas, uno de los departamentos más afectados por las obras y donde será construida la carretera, Wang Jing, presidente de la concesionaria, dio el banderazo de salida.

El ciudadano chino, quien tiene la concesión para construir, operar y administrar el canal por 100 años, anunció durante un acto por la noche realizado en Managua que en el primer trimestre de 2015 iniciarán el diseño de la construcción, así como la adquisición de propiedades y las excavaciones. Entre octubre y diciembre de 2015 está prevista la construcción de las esclusas.

“Nadie va a tocar una pulgada de su tierra sin tener un acuerdo y hasta que no esté satisfecho del pago”, dijo Jing en mandarín.

Durante el encuentro en Managua, que se prolongó por dos horas, el presidente Daniel Ortega celebró el inicio de las obras citando un manifiesto escrito por Sandino, pero sin precisar quién financiará la construcción de la obra.

En el acto, transmitido por cadena nacional de radio y televisión, Ortega dijo que “esta es una obra que va a traerle bienestar al pueblo nicaragüense”.

En un intento por calmar las protestas, el mandatario expresó que “la gente sabe que cuando se hace una carretera y pasa por una finca, esto crea mejores condiciones para la familia”.

“Donde pasa una carretera la tierra que antes valía 100, vale 10 veces más”, insistió Ortega.

En el Caribe sur, pobladores agrupados en el Consejo Nacional en Defensa de Nuestras Tierras, Lago y Soberanía Nacional realizaron bloqueos en las principales carreteras de acceso, en repudio a las obras del canal. Incluso, la zona está militarizada.

El consorcio HKND ha censado a 9 mil 353 pobladores en la ruta exploratoria del canal y hasta el miércoles 10 estos pobladores realizaron 16 marchas a nivel nacional.

El Grupo Cocibolca, que reúne a nueve organizaciones ambientalistas, criticó una vez más la construcción de la ruta canalera, al sostener que no deben emprenderse las obras sin los análisis previos.