“El Americano” se entregó a la hora que quiso y como quiso

Luis Antonio Torres, “El Americano”, durante una reunión con Mireles en Tepalcatepec, en marzo pasado.
Foto: Octavio Gómez

BUENAVISTA TOMATLÁN, Mich. (apro).- A la hora que quiso y como quiso, Luis Antonio Torres, El Americano, se entregó a la justicia michoacana para responder a los cargos que se le imputan por el enfrentamiento que sostuvo con el grupo de Hipólito Mora el pasado 16 de diciembre en la comunidad de La Ruana, donde perdieron la vida 11 hombres entre ellos Manuel Mora, hijo del fundador de las autodefensas actualmente preso en el penal de Mil Cumbres.

Ataviado con una playera roja, jeans azules y zapatos tenis y con una hora de retraso, El Americano llegó a la cancha de futbol de este municipio –lugar que el mismo fijó para la entrega–, junto con nueve de sus hombres y no los 24 requeridos por las autoridades judiciales. A los 15 restantes los dejó en el poblado para “cuidar” a los habitantes”, dijo.

Ahí lo esperaba ya el titular de la Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJE), Martín Godoy Castro. El funcionario no le dio trato de detenido, sino de amigo al darle un abrazo.

En cuestión de minutos los 10 hombres tomaron sus lugares en el helicóptero artillado de la Secretaría de Marina Armada de México y la nave se dirigió a la ciudad de Morelia.

Antes de despegar una mujer vestida de negro se aferró al helicóptero mientras lloraba. Tuvo que ser retirada por personal de la Semar y pobladores que esta mañana presenciaron la entrega del controvertido líder de la extinta Fuerza Rural.

En punto de las 11:17 horas el helicóptero de la Marina arribó a las instalaciones de la PGJ. Minutos antes arribó Godoy Castro.

El Americano fue el primero en descender de la aeronave y junto con sus compañeros abordaron un camión de la Procuraduría estatal en el que los trasladaron hacia el Centro de Readaptación Social (Cereso) David Franco Rodríguez, donde también se encuentran desde el sábado pasado Hipólito Mora y 26 de sus hombres.

El Americano se negó a hacer declaraciones ante los medios, igual que el titular de la Procuraduría michoacana.

Cumplido el trámite, el comisionado federal Alfredo Castillo ofreció una conferencia de prensa en la que destacó que la entrega de 37 de los 56 implicados en la balacera es “un reflejo de que en Michoacán estamos fortaleciendo las instituciones.

“Que 37 personas que hace un año se encontraban levantadas en armas se hayan presentado ante un juez es un reflejo de que en Michoacán estamos fortaleciendo las instituciones.

“Michoacán está construyendo su futuro; lo logrado el día de hoy hace un año hubiera sido impensable. Hemos logrado que sin un solo disparo estas personas se sometan a los tribunales”, dijo.

Sin embargo, reconoció que faltan por entregarse 19 personas más que cuentan con órdenes de aprehensión, 15 del grupo de El Americano y cuatro del de Hipólito Mora.

El funcionario señaló que una vez que se dicte la resolución del auto de término constitucional se informará sobre las resoluciones que determine el Poder Judicial.

“Dejemos que sean los tribunales quienes determinen la responsabilidad jurídica de estas personas. El debido proceso y el respeto a los derechos humanos de todos los involucrados está garantizado, como ha venido aconteciendo hasta ahora”, afirmó.

Castillo negó tajante que los recientes hechos de violencia y bloqueos en Michoacán sean un reflejo del fracaso de la estrategia del gobierno federal porque no fueron acciones contra el Estado, sino “producto de divisiones internas”.

“Hoy los michoacanos viven en un ambiente de tranquilidad social en la mayoría de las comunidades”, aseguró.