Inestabilidad social obliga al INE a ajustar calendario electoral en Guerrero

Maestros toman sede del Instituto Electoral en Guerrero.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- La inestabilidad social que priva en el estado de Guerrero desde el pasado 26 de septiembre, a raíz de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ha forzado a las autoridades del Instituto Nacional Electoral (INE) a modificar el calendario electoral en esa entidad del sur del país.

En declaraciones a la prensa después de participar en la XXVI Reunión Anual de Embajadores y Cónsules de México, el consejero presidente del organismo, Lorenzo Córdova Vianello, anunció que ahora se ajustará el calendario de capacitación de los funcionarios electorales en Guerrero.

A causa de la situación de excepción que se vive en Guerrero, dijo que no se ha podido aplicar el examen para elegir a los capacitadores electorales rumbo a las elecciones del próximo 7 de junio.

“El 20 de diciembre pasado debieron haberse realizado en todo el país los exámenes para los capacitadores de asistencia electorales. Se realizaron en todo el país salvo en el distrito de Chilpancingo y en una de las cinco sedes del distrito de Tlapa, en Tlapa con posterioridad se hizo el examen pero todavía no se ha realizado en Chilpancingo. Esto ya implica un desfase respecto al calendario electoral”, dijo.

El pasado miércoles, añadió, los consejeros se reunieron con la Junta Local del INE en aquella entidad y hablaron de la estrategia a seguir en el estado ante el descontento social que predomina.

Luego, habló de la modificación del calendario: “Es muy probable que tengamos que reajustar el calendario y eventualmente redimensionar los objetivos de la organización de la elección vista la situación de excepcionalidad que se está viviendo en algunas partes de Guerrero de manera particular. Fue una reunión de información pero además de planeación y de coordinación de los trabajos que van a venir”.

Según la posición del INE, la situación en Guerrero ha obligado a modificar los tiempos electorales. Por esta razón, se habló de cambiar la estrategia, aunque en el entendido de que si se normalizan las cosas, las demás etapas seguirán normalmente. Y de surgir otros obstáculos, se harán los ajustes necesarios.

A propósito del blindaje de las elecciones frente a la presencia del crimen organizado, en especial en cuanto al financiamiento de las campañas, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, aclaró: “El INE no es una instancia de investigación criminal, de investigación policiaca, pero por supuesto que tiene responsabilidades para vigilar que las cuentas de los partidos políticos reciban los ingresos que legalmente están permitidos y se destinen en términos de los egresos para las finalidades que los partidos y los candidatos están concebidos en el marco legal”.