SCT: Transparencia simulada

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.
Foto: Demián Chávez

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El cinismo se ha vuelto el sello de la casa en el gobierno de Enrique Peña Nieto. En un documento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes titulado “Transparencia, rendición de cuentas y gobierno abierto” la @SCT_mx muestra una estrategia para lograr esos propósitos en virtud de que casi todos los problemas de corrupción de @EPN han sido por cuenta y cargo de la @SCT_mx. En realidad se trata de un texto “apantallapendejos” (@JoseCarreno Dixit). Existen, por supuesto, elementos que permiten sustentar mis dichos. Veamos.

La @SCT_mx sostiene que para garantizar que sus acciones de “transparencia, rendición de cuentas y gobierno abierto” llevará a cabo las siguientes acciones:

(1) Reducirá “más de 2 mil 600 a 17 los expedientes clasificados como reservados”. Esto no es ninguna garantía de transparencia por la sencilla razón de que lo que seguramente harán será concentrar en esos 17 documentos el contenido que no se quiera abrir de los 2 mil 600 documentos.

(2) Se “difundirán los elementos de las licitaciones en la página de internet de la Secretaría, la publicación de testimonios electrónicos de los procedimientos, desde su inicio y hasta la firma del contrato”. Lo que promete es cumplir con la ley que es su obligación por lo que es ofensivo a la inteligencia de los mexicanos ofrecer lo que la norma les obliga. En efecto, la Ley Federal de Transparencia dispone en su artículo 7 que son obligaciones de transparencia sin que medie solicitud: “XIII. Las contrataciones que se hayan celebrado en términos de la legislación aplicable detallando por cada contrato: a) Las obras públicas, los bienes adquiridos, arrendados y los servicios contratados; en el caso de estudios o investigaciones deberá señalarse el tema específico; b) El monto; c) El nombre del proveedor, contratista o de la persona física o moral con quienes se haya celebrado el contrato, y d) Los plazos de cumplimiento de los contratos”.

(3) El “uso de auditores externos de prestigio internacional para vigilar el ejercicio de los recursos”. Si se da por bueno que a los auditores se les solicita la verificación total, que no son a modo, no aparece que esos resultados estarán a disposición del público para ser evaluados.

(4) La @SCT_mx “firmó un acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (@OECD) a fin de fomentar la integridad, la transparencia y las buenas prácticas de contratación pública en el desarrollo y construcción de uno de los proyectos más trascendentales de la actual administración: el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Durante ese acto, solicitamos al doctor José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, hacer extensivo este acuerdo al Tren de Alta Velocidad México Querétaro.” Aquí existe un conflicto de interés habida cuenta que José Ángel Gurría es miembro del PRI desde 1968, según su currículum oficial y ex empleado del ex presidente Carlos Salinas que “asesora” al gobierno de @EPN. Por ello está impedido de poder hacer un análisis independiente. Es más debería excusarse de participar él y todo sus subordinados en este plan legitimidador de @EPN.

(5) “Para el diseño, implementación y seguimiento de la estrategia que resulte de este análisis, contaremos con el apoyo de la Secretaría de la Función Pública”. Esto es una afrenta a los mexicanos que saben que el titular de la @SFP_mx ahora encargado Julián Alfonso Olivas es nombrado y removido por el presidente @EPN por lo que jamás hará algo que atente contra sus jefes. ¿Alguien en su sano juicio podría creer que Olivas va a escupir al cielo?

(6) “Se contara con el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales”. Aquí hay dos problemas. Por un lado, la normatividad que regula a este Instituto acota su participación y, por otro, de los siete comisionados sólo una minoría de tres tienen independencia real: @oscarguerraford , Areli Cano y @joelsas.

(7) “se contará con la Comisión Federal de Competencia Económica”. En este caso las atribuciones legales de esta Comisión le impiden hacer un análisis exhaustivo por ser un órgano regulador y no un empleado de la @SCT_mx.

(8) “Se contará con la asociación civil Transparencia Mexicana”. Este negocio del empresario Federico Reyes Heroles se ha convertido en el “testigo social” oficial que avala todo o casi todo por un “donativo” que supera los 600 mil pesos por firma, razón por la cual su parcialidad es pública y notoria.

(9) “Se contará con la Academia de Ingeniería de la UNAM.” Si bien es verdad que se trata de una asociación respetable, también lo es que no se sabe cuál será el alcance de su participación ni se garantiza que sea pública.

En suma, no hay nada nuevo y la aparente transparencia es una simulación pura y dura para engañar a la sociedad. No sólo no habrá un cambio favorable sino, como se ha visto, las cosas no seguirán igual, sino peor.

Posdata. En Guerrero las cosas van mal y de malas. Me escribió @marysoco08 quien ella y muchos más no han recibido el Apoyo al Programa Nuevo Guerrero que firmaron desde el 12 de diciembre del año pasado en Acapulco. A sus reclamaciones han tenido la lacónica respuesta: “tenga paciencia”. Ojalá esa “paciencia” la tuvieran los gobernantes al usufructuar el dinero del pueblo.

@evillanuevamx
[email protected]
www.ernestovillanueva.blogspot.com