El PRD presenta punto de acuerdo en el Senado para frenar demolición de teatro

MÉXICO, DF, (apro).- En respuesta a la demanda de actores, escritores, trabajadores y críticos de teatro de no demoler el Teatro Julio Jiménez Rueda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la senadora Luz María Beristain Navarrete, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó un punto de acuerdo en el cual exhorta a ese instituto y a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a mantener abierto ese espacio que cumplirá 50 años este 2015.

La senadora argumentó en su exposición ante el Senado de la República que los teatros, como las bibliotecas, los monumentos artísticos, la literatura, la lengua, incluso las creencias y ritos, forman parte del patrimonio cultural de la sociedad, como lo son también las obras de los artistas y la arquitectura.

Rememoró que el Jiménez Rueda se inauguró el 22 de diciembre de 1965 aunque desde 1961 se publicó el decreto presidencial mediante el cual se le concesionaron los terrenos frente al Monumento a la Revolución, que fueron incorporados al ISSSTE por parte de la SEP para la construcción de su sede:

“En el mismo decreto se establecía que el inmueble tendría una sala para espectáculos al servicio de la SEP y administrada por el INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes). De tal forma que el teatro Jiménez Rueda, ubicado en la planta baja del inmueble, actualmente está funcionando bajo el régimen de comodato. En este espacio se realizan extraordinarias obras de teatro, ópera, danza, música, variedades, espectáculos infantiles, festivales, conferencias, asambleas.”

Con base en ello, pidió al ISSSTE, a la SEP y al INBA información sobre la situación jurídica, operación y condiciones actuales del teatro.

También solicitó al gobierno del Distrito Federal información referente al peritaje estructural del inmueble, ubicado en la Avenida de la República 154, colonia Tabacalera. Se ha dicho que a raíz de los sismos de 1985 quedó dañado, aunque la comunidad teatral ha denunciado que se pretende venderlo a particulares para construir ahí un centro comercial de la cadena Walmart.
De otra parte, pide igualmente a la SEP se reabra el Teatro Casa de la Paz, que pertenece a la Universidad Autónoma Metropolitana. Esto porque cuando a inicios de este el gremio del teatro demandó al Senado su intervención, se denunció también que hace tiempo está cerrado el teatro universitario.

Beristain Navarrete refirió que ya se ha iniciado en todo el país el movimiento “Ni un Teatro Menos”, pues la comunidad artística “está realmente enojada, realmente angustiada, y creo que todos los seres humanos sensibles y amantes de lo que verdaderamente perdura a través de los siglos, de lo que no es lo material, de ese acervo cultural, de esa educación que nosotros los mexicanos podemos seguir recibiendo a través de estas manifestaciones artísticas, porque es de lo que adolecemos y lo que más necesitamos hoy en día en estos momentos de un periodo difícil para nuestro país”.

Exigió entonces la intervención de Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público, pues dijo que no se puede permitir que se sigan privatizando los espacios dedicados al arte, la cultura, la educación:

“Hasta allá no, señores, no podemos permitir que también eso se privatice, estamos con la cultura. Que seamos recordados, esta Legislatura, como senadoras y senadores que velamos por la educación y la cultura; no que favorecimos este mercado también en el ámbito artístico y cultural de la oferta y la demanda que todo lo vende.

“No puede ser que frente al Monumento de la Revolución, un espacio histórico, ahora vayan a poner una de esas tiendas que ya todos conocen y que tenemos en todas las esquinas de nuestro país. No, por favor, ni un teatro menos, ni un espacio cultural menos a nivel nacional. Los mexicanos estamos sedientos de arte, de cultura, de manifestaciones artísticas, porque esa es la sed espiritual, esa es la nutrición que requerimos. Pues no hay dinero, pues por lo menos como en Cuba, en los tiempos difíciles, que haya cultura.

El Teatro Jiménez Rueda está ofreciendo sus últimas funciones con la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por Luis de Tavira, que montó la Trilogía Coriliano, de Shakespeare, Brecht y Grass, la última función será el próximo 29 de marzo.

En enero pasado la directora del INBA, María Cristina García Cepeda, expresó el compromiso de la institución de no dejar sin un espacio de difusión al teatro para lo cual inició pláticas con autoridades del ISSSTE. Y enfatizó:

“Definitivamente no vamos a dejar sin espacio a la actividad teatral. Abriremos otro espacio en otro inmueble. Estamos analizando varias posibilidades.”