¿Cómo hablar bien del gobierno de Peña Nieto?

El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Algunos lectores se han comunicado conmigo y me preguntan por qué siempre hablo mal del país y no me centro en destacar los avances. De entrada, hay que diferenciar el país del gobierno, ahora a cargo de Enrique Peña Nieto.

No hablo mal del país como un todo, sino de quienes son los responsables de que cada vez el pueblo se encuentre peor. Además, hay muchísimos espacios que compiten editorialmente para ver quien le encuentra más virtudes al gobierno de Enrique Peña.

Mi convicción de ejercer profesionalmente la libertad de expresión es para ejercer escrutinio sobre el quehacer del gobierno, identificar las fallas legales o morales de los gobernantes, ofrecer comparativos con otros países y analizar si vamos bien o mal.

De esta manera, confío en que no sólo hago lo que estoy convencido que debo hacer, sino que contribuyo al derecho a saber de la sociedad. Hay otras razones adicionales que comparto con datos duros. Veamos

Primero. ¿Cómo se puede hablar “bien” del gobierno si vamos en picada?. En efecto, de acuerdo al Banco Mundial (https://lpi.worldbank.org/international/global/2014) en su análisis del 2014 sobre facilidades instaladas para la economía, México ha venido de mal en peor. En el ranking general de este estudio internacional México en el 2012 se encontraba en el lugar 47 en infraestructura para generar empleos y riqueza social. Para 2014, México baja al número 50. Es grave que países que uno pensaría de botepronto que tienen menor desarrollo que el país, se encuentre en mejores condiciones en el ranking mundial como Túnez (posición 41) o Tailandia (posición 38).

Asimismo, en materia de agilidad y funcionalidad de las aduanas, México en el 2012 estaba ubicado con una calificación de 2.63, en el 2014 bajó al 2.69 que parece poco pero cada décima significa mucho en este rubro, habida cuenta que ahora el país está por debajo de países como Malawi (con una calificación de 2.79), de Guatemala (con una calificación de 2.75) u Honduras (con una calificación de 2.70) por citar algunos ejemplos.

De la misma forma, en materia de infraestructura para generar incentivos para la inversión con fuentes de empleo, México bajó de tener la calificación de 3.03 en el 2012 al 3.04, esto resulta muy difícil de lograr. Sólo la acción o la omisión del gobierno pueden lograr que se baje en este aspecto. Al igual que en los otros rubros medidos, países como Chile está ocho lugares arriba (con una calificación de 3.17) o Vietnam (con una calificación de 3.11). En este importante rubro para detonar riqueza y empleos México sale reprobado.

Segundo. ¿Cómo se puede hablar “bien” del gobierno si en materia del índice mundial de competitividad del Foro Económico Mundial 2013-2014 (https://www3.weforum.org/docs/WEF_GlobalCompetitivenessReport_2013-14.pdf), México sale mal? En el índice global de competitividad México se ubicaba en el 2012 en el sitio 53, ahora en el 2014 tiene el lugar 55 con una calificación de 4.34, debajo de países como Malasia que ocupa el lugar 24 con una calificación de 5.03, Chile en el lugar 34 con 4.61 o Panamá en el nivel 40 con el 4.50.

En el rubro de requerimientos básicos para la competitividad económica México se encuentra en el lugar 63, debajo de países como Ecuador que está en el lugar 62, Chile en el lugar 30 o Bulgaria en el 58. El mismo estudio señala que los principales problemas para hacer negocios con México en orden descendente son: 1. Corrupción, 2.- Crimen y robo, 3.-Ineficiencia gubernamental y burocracia, 4.- Regulaciones impositivas; 5.- Acceso a financiamiento; 6.- Regulaciones laborales restrictivas; 7.- Infraestructura inadecuada; 8.-Fuerza de trabajo con fallas educativas, entre otras más.

De igual modo, otros factores negativos son: a) En confianza pública en políticos México se encuentra en el lugar 105, con una calificación de 2.3; b)En pagos irregulares y “mordidas” México está en el lugar 88 con 3.6 de calificación; c) En independencia judicial (todavía sin contar la llegada del ministro Eduardo Medina Mora), México se ubica en el lugar 80 con una calificación de 3.3; d) En Favoritismo en decisiones gubernamentales México se encuentra en el lugar 86 con 2.9 de calificación; e) En el costo del terrorismo a los negocios México se ubica en uno de los lugares más bajos del mundo, el 139 con una calificación de 2.8; f) En el costo a los negocios por el crimen y la violencia México se coloca en el número 110 con una calificación de 2.8 y g) En existencia del crimen organizado México se encuentra en el lugar 143, también uno de los países más peligrosos del mundo con una calificación de 2.9. También aquí de cara a la comunidad internacional México sale reprobado.

Tercero. En el cumplimiento del Estado de derecho México también sale mal de acuerdo al índice del proyecto mundial de justicia 2014 (https://worldjusticeproject.org/sites/default/files/files/wjp_rule_of_law_index_2014_report.pdf)
En efecto, en el índice global México tiene el lugar 48, debajo de países como Nepal en el lugar 45, Ghana en el número 27, Senegal en el número 33, Botswana en el 25 y Túnez en el 41, entre otros, sólo para ilustrar que buena parte de los países de África tienen mejores Estados de derecho que México, lo que no es poca cosa. En ausencia de corrupción México se encuentra en el lugar 78, debajo de países como Burkina Faso, ubicado en el lugar 54, ¡Myanmar!, en el lugar 63, Malawi, en el 65, Costa de Marfil, en el 69, Senegal, en el 48 y Botswana, en el 23.

Resulta increíble que en México haya más corrupción que en casi todo el continente africano, a pesar de lo que se ha gastado en la burocracia del Ifai y de sus equivalentes en los estados que no han servido de mucho.

Por cuanto concierne al respeto a los derechos humanos, México se ubica en el lugar 60, por debajo de países como Sierra Leona, en el 59, Malawi, en el 58, Sri Lanka, en el 56 y Liberia, en el 53 (cabe recordar que este país fue creado para dar una salida a las personas de raza negra que llegaron a Estados Unidos y donde por vez primera se vio hace más de 20 años a personas decapitadas que aquí es cosa del día a día). A la luz de todo lo que se ha expuesto alguien me podría decir ¿Cómo se puede hablar “bien” del gobierno de México? Admiro a quienes lo hacen por su gran capacidad para imaginar y descubrir cualquier hebra que pueda ser reconocida como “avance”. Para mí, con los datos duros provenientes de fuentes de reconocido prestigio todavía no encuentro cómo hablar bien del gobierno de Enrique Peña Nieto sin mentir ni manipular la información.

@evillanuevamx

[email protected]

www.ernestovillanueva.blogspot.com