Capturan en Tapachula a prófugo que violó a 24 niñas

Hugo Edgardo Sierra Benavides, conocido como “El Loco”, uno de los criminales más buscados en su país de origen Honduras.
Foto: La Prensa Honduras

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (proceso.co.mx).- Miembros de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la Procuraduría General de la República (PGR) en coordinación con la Interpol, capturaron en Tapachula a Hugo Edgardo Sierra Benavides, conocido como “El Loco”, uno de los criminales más buscados en su país de origen Honduras.

Sierra Benavides es acusado de violar a 24 niñas en Tegucigalpa, Honduras. Se fugó el pasado 10 de marzo, tras permanecer cuatro años recluido en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto en el Valle de Amarateca, Francisco Morazán, Honduras.

El “Loco Hugo” fue localizado por elementos de la AIC e Interpol en el estado de Chiapas, específicamente en la ciudad fronteriza de Tapachula, cuando transitaba por calles aledañas a la presidencia municipal, disfrazado de una persona de la tercera edad.

El delito por el cual la Interpol solicitó la colaboración de la Delegación de PGR en Chiapas es evasión en perjuicio de la administración pública: “Esperamos la deportación para enviarlo a las celdas de máxima seguridad”.

Su retorno a Honduras será coordinado con México, por lo que se prevé sea efectivo en los próximos días.

Sierra Benavides fue puesto a disposición de la Delegación Federal del Instituto Nacional de Migración (INM), con sede en Tapachula.

Se dijo que la ubicación de Sierra Benavides se derivó de la intervención de teléfonos a los cuales se comunicaba en Honduras, comentó la fiscal.

La Fiscalía de la Niñez en Honduras tiene conocimiento de 25 casos de abuso sexual presentados contra el imputado; sin embargo, hay más casos de violaciones contra mujeres mayores de 18 años.

Cabe recordar que el hondureño está acusado de los delitos violación especial, por los que ya hay sentencias condenatorias, y tiene pendientes 24 casos que están por judicializar, así mismo, el requerimiento fiscal y orden de captura por evasión cumplimentada en las últimas horas en colaboración entre PGR e INTERPOL.

Sierra Benavides había sido capturado el 23 de mayo de 2011 por cometer los delitos de violación, violación especial, actos de lujuria agravada y robo, en contra de menores de entre 9 y 17 años. De las 40 denuncias en su contra, por lo menos 25 han sido judicializadas. En ocho de los casos se presentaron pruebas irrefutables de ADN.

La mayoría de casos de violación sucedieron en las cercanías de escuelas e institutos educativos, ubicados en la colonia Villa Adela y las inmediaciones del mercado zonal Belén en Tegucigalpa. El agresor utilizaba un cuchillo para amenazar a las víctimas y las obligaba a ingresar a casas abandonadas y a solares baldíos de la zona, en las cuales procedía a cometer la violación.