Venezuela no es una amenaza para nuestra seguridad: EU

Barack Obama, presidente de EU.
Foto: AP

México, D.F.,(apro).- Un mes después de que el gobierno de Estados Unidos declaró emergencia nacional ante la supuesta amenaza que representa para ese país la situación que se vive en Venezuela, este martes precisó que en realidad se trató de una formalidad, ya que así es el formato para elaborar órdenes ejecutivas para imponer sanciones a entidades extranjeras.

El texto de la resolución ejecutiva “es completamente pro forma, es el texto que usamos en órdenes ejecutivas para todo el planeta”, subrayó Ben Rhodes, asesor presidencial sobre Seguridad Nacional.

“Estados Unidos no cree que Venezuela representa alguna amenaza a nuestra seguridad nacional. Honestamente, tenemos un formato con el que elaboramos nuestras órdenes ejecutivas”, insistió durante una conferencia telefónica sobre el próximo viaje del presidente Barack Obama a Jamaica y Panamá.

El pasado 9 de marzo Obama declaró emergencia nacional ante la amenaza “inusual y extraordinaria” que representa para Estados Unidos la situación que se vive en Venezuela, y ordenó la aplicación de sanciones a siete funcionarios del gobierno del presidente bolivariano Nicolás Maduro.

“Esta nueva orden se enfoca en personas involucradas en o responsables por la erosión de las garantías de los derechos humanos, la persecución de oponentes políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y la violación de los derechos humanos”, señaló el presidente estadunidense en una orden ejecutiva que emitió ese día.

Explicó que la imposición de la “emergencia nacional” respondía a que la situación que se vive en Venezuela es una amenaza a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos.

Resaltó que su determinación y orden de aplicación de sanciones era para responder a la orden que emitió e implementó el 18 de diciembre de 2014 el presidente Maduro, conocida como Ley de Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil.

“Estamos comprometidos a hacer avanzar el respeto a los derechos humanos, y proteger las instituciones democráticas y el sistema financiero de Estados Unidos de los flujos financieros ilícitos provenientes de la corrupción pública en Venezuela”, subrayó Obama en esa ocasión.

La Casa Blanca explicó que las sanciones que instrumentaría el Departamento del Tesoro por medio de la Oficina Para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) incluyen únicamente a los siete funcionarios del gobierno de Maduro y no a la economía ni población venezolana.

En parte, el mandatario estadunidense enfatizó que su determinación también respondía a las detenciones y arrestos arbitrarios que realiza el gobierno venezolano de integrantes de la oposición gubernamental, y la creciente corrupción en las esferas del gobierno bolivariano.