Revoca la Sener permiso a planta de Gas Express Nieto en Tláhuac

Una pipa de la empresa Gas Express Nieto accidentada en la carretera México-Toluca.
Foto: Xinhua

MÉXICO, D.F.  (apro).- La Secretaría de Energía revocó el permiso AD-DF-008-C/00 a la empresa Gas Express Nieto de México, para operar su planta de distribución de Gas LP en la delegación Tláhuac, luego de que una pipa de su propiedad ocasionó la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, con un saldo de cinco muertos y más de 70 heridos, el pasado 29 de enero.

La decisión se hizo pública apenas dos días después de que el Gobierno del Distrito Federal lanzó la convocatoria para la licitación pública del servicio de suministro de gas LP a 36 hospitales y clínicas de la red en las 16 delegaciones políticas. Con ello, la nueva contratación ya no será por adjudicación directa y autorizada “por unanimidad”, como la que el pasado 29 de diciembre hizo la Secretaría de Salud local con Gas Express Nieto.

Este miércoles, la Secretaría de Energía informó en un comunicado que el pasado 17 de febrero la Dirección de Apoyo Legal en Petrolíferos de la Sener notificó el inicio del procedimiento para imponer una sanción administrativa a la empresa por diversos incumplimientos a la Ley de Hidrocarburos y a la Norma Oficial Mexicana NOM-007-SESH-2010 “Vehículos para el transporte y distribución de Gas LP, condiciones de seguridad, operación y mantenimiento”.

Después del aviso, el permisionario tuvo 15 días hábiles para manifestar lo que a su derecho conviniera.

Según la Sener, el siniestro en el hospital aquella mañana “sí pudo ser evitado y prevenido” por la gasera, ya que estaba obligada a cuidar que los autotanques de su propiedad estuvieran en óptimas condiciones.

La explosión provocó el derrumbe de 80% de la estructura del hospital, dejándolo prácticamente inservible, lo que obligó al gobierno capitalino a demolerlo por completo.

La Secretaría de Energía consideró que la gravedad de los daños afectó los derechos humanos a la vida y a la integridad física de terceros, además de afectaciones materiales a una institución pública de salud y al patrimonio de particulares.

Por ello, justificó la imposición de la sanción más severa prevista en la Ley de Hidrocarburos, consistente en la revocación del permiso de la planta de distribución a la cual estaba adscrito el autotanque causante del siniestro.

La autoridad dio vista a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos de la revocación resuelta, para que supervise que Gas Express Nieto de México aplique en los próximos días las medidas necesarias para la suspensión de sus actividades.

El procedimiento administrativo sancionatorio continuará a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos en relación con la determinación de las multas que resulten aplicables.

Y es que, la revocación del permiso de la Planta de Distribución ubicada en Tláhuac no excluye otras sanciones de corte económico y demás verificaciones.

La Sener destacó que, de acuerdo con el informe técnico elaborado por sus especialistas, así como pruebas científicas de expertos de un laboratorio de pruebas acreditado y el trabajo realizado por peritos de la Procuraduría General de Justicia local (PGJDF), el siniestro en el hospital de Cuajimalpa fue ocasionado por una fuga en el equipamiento del autotanque, originada por la fractura de dos tornillos en la junta de la bomba de trasiego de gas, debido al mantenimiento deficiente.

Adicionalmente, se concluyó que la pipa tenía condiciones inseguras de operación, pues su sistema de trasiego estaba alterado.

Además de esta sanción, la empresa Gas Express Nieto enfrenta una demanda civil interpuesta por el gobierno de Miguel Ángel Mancera, para que responda por los daños ocasionados al hospital y a su instrumental médico, así como al mercado El Contadero –ubicado al lado del hospital–, y al equipamiento urbano en general.