Piden se traslade a Nestora Salgado al penal de Tepepan

Nestora Salgado, líder de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero.
Foto: José Luis de la Cruz

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Leonel Rivero Rodríguez, abogado de Nestora Salgado García, excomandanta de la Policía Comunitaria del municipio guerrerense de Olinalá, dijo que no hay fundamentos legales para que la activista esté recluida en un penal federal y por ello piden que sea trasladada a una cárcel donde tenga atención médica, en particular al de Tepepan, al sur de la Ciudad de México, que cuenta con una torre de especialidades

Nestora, quien permanece en huelga de hambre desde el martes 5 en el penal de Nayarit, está recluida acusada de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, que es un delito del fuero común, por lo tanto no debe estar en una prisión federal, aclaró su abogado.

“Ingresó por un delito del fuero federal que era delincuencia organizada y tres procesos del fuero común; el proceso del fuero federal ya concluyó, pues un tribunal determinó revocar el auto de formal prisión y ordenó su libertad inmediata respecto de ese delito”, explicó.

También recordó que ante la situación de gravedad y urgencia de la salud de Nestora, el 28 de enero la CIDH solicitó al Estado mexicano que adoptara medidas cautelares para proteger su integridad física.

Es por ello que el 18 de febrero se reunió con funcionarios del gobierno de Guerrero y de la Segob con el fin de evaluar el eventual traslado de la activista a un penal donde se protegiera su salud, sin embargo, hasta la fecha no hay respuesta.

Rivero Rodríguez, quien estuvo con la activista este fin de semana, declaró que la decisión de Nestora es llevar la huelga de hambre “hasta sus últimas consecuencias”.

Ahora ella padece gastritis y una neuropatía en las cervicales que le provoca adormecimiento en las extremidades.

La activista lleva siete días sin probar alimentos y sólo bebe agua. “Su estado de salud de por sí es delicado, por los accidentes que sufrió, por los padecimientos que tiene y la huelga de hambre ha venido a agravar esos males”, abundó.

Además, destacó que no hay avances en el caso, en parte porque la causa penal se lleva en Guerrero, donde se dio la acusación, y en Nayarit, donde está Nestora, así como por la distancia entre ambas entidades, por lo que las diligencias tardan mucho tiempo en concretarse.

“Ha habido dos audiencias donde las presuntas víctimas debieron comparecer, dar declaración y carearse, y no llegó nadie. Entonces estamos en una situación complicada en todos los sentidos, por esa razón tomó la decisión de iniciar una huelga el hambre el martes”, explicó.

Además, denunció que ninguna autoridad del penal ha interferido para acabar con la huelga de hambre, por ello están analizando una vía legal para pedir el traslado de la activista, porque en este momento es prioridad su salud aunque la finalidad es obtener su libertad.

El abogado también llamó a las autoridades federales a tomar acciones y trasladar a Nestora a otro penal, en este caso al de Tepepan, al sur de la Ciudad de México, que cuenta con una torre médica de especialidades.