Acusan a “Cubo” Torres de abuso sexual

Érick Cubo Torres. Foto. Especial

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Érick Cubo Torres, delantero de las Chivas, fue denunciado el pasado 25 de abril por abuso sexual.

De acuerdo con el diario Cancha, en la averiguación previa 1052/2015 se indica que el presunto abuso se realizó el 23 de abril, tras una fiesta en Zapopan, Jalisco.

En su declaración la presunta víctima, Itzel, de 19 años, acusa que el jugador de Chivas la invitó a una reunión privada en un motel y ella accedió a la cita.

Supuestamente Torres le aseguró a la joven que la fiesta se realizaba en ese lugar para proteger la privacidad de los futbolistas del equipo. Incluso relata que le confiscaron su celular para evitar que tomara fotografías.

Itzel confirmó que en el lugar se encontraban varios jugadores del Guadalajara, entre ellos Carlos Salcedo y Jorge Enríquez.

“Había una alberca, había un equipo de sonido, había una barra y la parte superior había un DJ que era quien amenizaba”, detalla la afectada en su declaración.

La joven explicó que la agresión sexual ocurrió aproximadamente a las 2:20 de la mañana del jueves 23 en una habitación del mismo motel.

Itzel indicó que había bebido dos whiskies y cinco shots de tequila, por lo que se sentía mareada.

“Antes de darme la bebida el sujeto que las preparaba, le preguntaban al Cubo que si la quería con demonio o sin demonio y él decía que sí, que con demonio, y fue entonces que de esas bebidas me tomé aproximadamente 5 y fue que me comencé a sentir mal ya que comencé a marear, me sentía rara”.

La joven declaró que, tras consumar el acto sexual, el delantero de Chivas la llevó a su casa.

Luego de que su madre la vio en mal estado, Itzel fue trasladada a la Cruz Verde “Delgadillo Araujo”, donde le realizaron un parte médico de lesiones, y también al Centro de Justicia para las Mujeres.

En el parte médico quedó registrado que la afectada presentaba lesiones subcutáneas en los brazos las cuales tardan menos de 15 días en sanar.

Al levantar su declaración, la afectada entregó la ropa que llevaba el día de la presunta agresión y se le practicaron dictámenes psicológico, ginecológico y toxicológico.