Granier Melo no ha sido absuelto: PGR

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) informó que la revocación del auto de formal prisión dictada este miércoles a Andrés Granier Melo, exgobernador de Tabasco, no es absolutoria, toda vez que aún pueden aportarse elementos que demuestren su responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Además destacó que el exmandatario enfrenta otras dos causas penales por defraudación fiscal, ante un Juzgado de Distrito con residencia en Villahermosa.

La respuesta de la PGR se generó después de que esta mañana el Primer Tribunal Unitario del Décimo Circuito de Tabasco dio a conocer la revocación del auto de formal prisión dictado el pasado 11 de noviembre de 2014 en contra de Granier Melo.

“Esta determinación no puede considerarse como una sentencia absolutoria, toda vez que el Ministerio Público de la Federación puede actuar nuevamente en contra del imputado, aportando mayores elementos de prueba”, indicó la dependencia federal.

Al margen de que la PGR reúna más pruebas en contra del exgobernador tabasqueño, dos procesos del fuero común lo mantienen aún en prisión: por peculado y ejercicio indebido del servicio público, y por presunto desvío de más de 2 mil millones de pesos y 196 millones más del sector Salud.

Anteriormente Granier Melo ganó el  juicio de amparo 42/2014 en contra del delito de defraudación fiscal por 2 millones156 mil pesos, luego de que un juez federal determinó que la PGR no sustentó debidamente la acusación.

El expediente se remitió al Tribunal Colegiado en Materia penal y del Trabajo del Décimo Circuito, bajo el número de toca 424/2014, para que, en caso de que los magistrados confirmen el amparo, el exgoberndaor tabasqueño libre la acusación de defraudación fiscal.

En agosto de 2014 el juez Primero de Distrito del DF dictó auto de formal prisión a Granier por ese delito, pero éste se inconformó y solicitó el amparo, que finalmente salió a su favor.

En junio de 2013, Eduardo Luengo Creel, abogado de Granier Melo, aseguró que su cliente sería absuelto del delito de lavado de dinero porque  ya había prescrito.

En aquella ocasión señaló que la PGR estaba considerando los ingresos de 2006, cuando Granier aún no era gobernador de Tabasco, además de que las pruebas aportadas en su contra no eran suficientes para declararlo culpable.

En esa ocasión detalló: “Ustedes han sido testigos que la acusación por supuesto lavado de dinero de los más de 35 millones de pesos es falsa. Esto pone en evidencia dos cosas: una, que el químico nunca ha sido auditado, lo que es indispensable para que se formule una acusación, y dos: (la PGR) considera los ingresos del químico Granier de 2006, antes de que fuera gobernador, y que por disposición fiscal ya están prescritos”.

La acusación en contra su cliente, subrayó, confirma que se trata de una persecución política por parte del gobernador de Tabasco Arturo Núñez, ya que los montos no corresponden a lo que Granier firmó durante seis años como mandatario de esa entidad.