Denuncian construcción ilegal de puentes en la isla de Holbox

CANCUN, Q. Roo., (apro).- Ambientalistas interpusieron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por la construcción ilegal de puentes sobre una laguna de baja profundidad ubicada en un área de descanso y anidación de aves, en el poniente de la isla de Holbox.

Alejandra Serrano, directora Regional Oficina de Sureste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), dijo que dichos puentes, que los desarrolladores de Grupo Sadasi llaman “andadores”, se construyeron sin la autorización de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además, detalló que si bien los promotores contaban con permisos expedidos en 2012, éstos vencieron en noviembre del año pasado y los “andadores” se empezaron a construir el mes pasado. “Se le pasó el término y construyeron”, subrayó.

De igual modo, indicó que el estudio de impacto ambiental, presentado por lo promoventes, “no evaluaba impacto a la cacerolita de mar”, una especie protegida, que habita la zona.

De acuerdo con ambientalistas, la zona es hábitat de la cacerolita del mar, también conocida como cangrejo herradura, que, sin lugar a dudas, advirtieron, será afectado con la construcción de estos puentes.

“Es un cangrejo que habita en la playa. Es una especie que no ha evolucionado mucho”, comentó el empresario y ambientalistas, Eduardo Pacheco Cetina.

Por otra parte, denunció que los propietarios de los predios cerraron en días pasados el acceso al lugar, sobre la cual se construyeron los puentes o “andadores”.

“Ya nos lo cerraron. Ya no es tan público. ¿No que era para el uso de todos?”, cuestionó el ambientalista.

El promueve de la obra es Isaac Vainer Girs, presidente de la constructora Grupo Sadasi, que realizó la obra sin consultar a los pobladores.

Desde su proceso de construcción, ambientalistas sostuvieron que esta infraestructura de madera implicará perturbar este pequeño hábitat de decenas de aves que terminarán siendo ahuyentadas, como ya ocurrió en otras zonas de la isla donde se han construido cabañas.

Según información recabada por Pacheco Cetina, el proyecto consiste en un primer andador de madera dura de 49.41 metros de largo por 1.5 metros de ancho, y otro más de 50.24 metros de largo por 1.5 m de ancho, para unir dos predios al parecer propiedad de Isaac Vainer Girs, separados por una pequeña laguna y manglares.

Para el soporte de los andadores, sostuvo, “se colocarán postes de madera de zapote de 20 a 25 centímetros de diámetro por 3.5 metros de largo a una distancia de tres metros”.

Pacheco Cetina destacó que el estudio realizado para la construcción de los andadores reconoce una serie de afectaciones ambientales. En primer lugar, dijo, establece que el predio donde se construirán “se ubica dentro del área natural protegida Yum Balam, con una categoría de Área de Protección de Flora y Fauna (APFF)” que aún no cuenta con plan de manejo.

Además, se trata de “un área importante para más de 30 especies de aves terrestres que migran por la ruta transgolfo, cruzando el océano desde Louisiana y el oeste de Florida, hasta el norte de la península de Yucatán”.

Y más: “Es el primer sitio de descanso en tierra firme al que llegan estas aves del neártico, y es crítico para estas especies el no disponer de hábitat para reabastecerse y así continuar su viaje hacia América del Sur o bien permanecer en la península durante el invierno”.