Peña reporta “ganar menos”; imposible determinar monto actual de su fortuna

El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- En el último año, el presidente Enrique Peña Nieto empobreció sus ingresos: su salario se contrajo, ganó menos por “otros” conceptos que en 2014 y el resto de sus inversiones también quedaron reducidas, o al menos eso declaró en la modificación anual de su declaración patrimonial.

No obstante, sus ahorros crecieron de 150 mil 923 pesos que tenía en mayo de 2014 a 534 mil 565 en 2015. Aún más creció su seguro para el retiro: si en mayo de 2014, Peña Nieto se hubiera querido retirar del cargo se habría llevado 560 mil 776 pesos, pero si quisiera hacerlo ahora, tendría ya una bolsa de un millón 111 mil 679 pesos.

En mayo de cada año, los servidores públicos federales, incluido el presidente de la República, deben realizar las modificaciones a su declaración patrimonial.

Peña Nieto lo hizo el último día del período, en medio de la polémica por la revelación de que una de las propiedades que ha declarado como donación de su padre, en realidad es una operación de compraventa por lo que –según información de la agencia Reuters– habría declarado con falsedad.

La modificación de la declaración patrimonial del mandatario amplió una vez más las explicaciones sobre la forma en que adquirió los bienes inmuebles que posee, específicamente, en lo tocante a las “donaciones” que sus padres hicieron de bienes inmuebles y la razón de que en al menos dos casos, las cifras de las operaciones se expresen en viejos pesos.

La semana pasada, la agencia noticiosa Reuters informó que la operación de compraventa por un bien que Peña Nieto reporta como donación de su padre, en realidad obra en el Registro Público de la Propiedad como una adquisición del hoy mandatario y no existe referencia a su padre.

La modificación a la declaración patrimonial del presidente este año detalla que dos terrenos, uno de mil y otro de 24 mil metros cuadrados, fueron pagados por su padre, Enrique Peña del Mazo, quien decidió ponerlos a su nombre.

Además de esa consideración, el titular del Poder Ejecutivo expone que las cifras en viejos pesos se establecieron en virtud de que esa era la unidad monetaria cuando se realizaron las operaciones. Afirma que una propiedad, adquirida cuando tenía 15 años, fue con sus padres como tutores pues él era menor de edad.

No obstante, las nuevas explicaciones de Peña Nieto son vulnerables: primero, porque los registros de operaciones no permiten conocer el monto actual de su fortuna y, segundo, por el contraste de los datos ofrecidos por la Presidencia de la República en relación a los documentos registrales obtenidos por Reuters.

Hasta ahora, no es posible saber el monto de la fortuna personal del mandatario por la forma en que se expresan las cifras, así como los datos relativos a las propiedades; ni siquiera los motivos de la disminución en sus ingresos.

De hecho, la información del mandatario, si bien abre diferentes datos, sigue siendo opaca y escueta.

En la declaración de 2014 dijo que tuvo ingresos por salario por 2 millones 909 mil 455 pesos, mientras que en la actual se expresa que obtuvo 2 millones 811 mil 218. Esto es una disminución 98 mil 237 pesos.

En actividades financieras, a Peña Nieto le fue ligeramente mejor, pues en 2014 declaró 211 mil 359 pesos y en 2015, 227 mil 218. En tanto, el rubro expuesto sólo como “otros”, registró una disminución más significativa pues pasó de 249 mil 982 en mayo de 2014, a 96 mil 458 este año.

Peña Nieto reportó un total de ingresos en mayo de 2014 de 3 millones 370 mil 796 pesos, mientras que este año declaró 3 millones 135 mil 124 pesos, es decir, una disminución de 217 mil 672 pesos.

Las inversiones del mandatario decrecieron aunque sólo se sabe el monto y no en qué invirtió. En 2014 reportó inversiones por 145 mil 345 pesos, mientras que en 2015 lo hace por 119 mil 761 pesos. No obstante, las inversiones específicas en fondos de inversión incrementaron su fortuna de casi 13 millones a 15 millones 345 mil pesos.

En términos generales, la declaración patrimonial transparentada por Peña Nieto no tiene variación, salvo por lo mencionado y porque esta vez, específica que “no tiene conflicto de intereses”.

Como desde el inicio de la administración, Enrique Peña Nieto decidió no hacer públicos los bienes de su esposa, Angélica Rivera, cuyo patrimonio supuestamente ha sido declarado, pero el presidente de México explicitó que éste no se haga público.

Como se recordará, tras la revelación de la llamada “Casa Blanca de las Lomas”, Rivera de Peña se presentó como propietaria y aseguró que aún estaba pagando el inmueble. Como el constructor y financiero de dicha mansión era el contratista de obra, Juan Armando Hinojosa Cantú, la pareja se vio envuelta en el escándalo desde noviembre pasado. Con ello abrió una serie de revelaciones sobre las propiedades del propio presidente y del secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

El 20 de noviembre pasado, días después del escándalo de la “Casa Blanca”, Peña Nieto admitió abrir la información de su declaración patrimonial inicial y la del 2014, cuya transparencia fue ofrecida como promesa de campaña que hasta entonces no se había cumplido.