Nestora Salgado concluye ayuno; gobernador de Guerrero promete gestionar su libertad

Nestora Salgado en la cárcel femenil de Tepepan.
Foto: Abril Cabrera

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- La excomandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, decidió hoy levantar el ayuno que mantenía desde hace 31 días, luego de que el gobernador guerrerense, Rogelio Ortega, se comprometió con ella a mediar para que dos de sus compañeros que se encuentran recluidos en una cárcel del Estado de México sean reubicados a una prisión del estado de Guerrero.

La activista, que actualmente se encuentra en el Hospital de la cárcel femenil de Tepepan, inició su ayuno el pasado 5 de mayo en protesta por su injusto encarcelamiento y por la lentitud de su proceso judicial, lo que desencadenó una serie de padecimientos de salud, como gastritis y una neuropatía en las cervicales que le adormece las extremidades como resultado de un accidente automovilístico sufrido años atrás.

El gobernador Ortega visitó la mañana de este jueves a Nestora, a quien le prometió que hará las gestiones conducentes para lograr su liberación y la reubicación de los policías comunitarios Arturo Campos y Gonzalo Molina, también acusados de secuestro, para que sigan su proceso en un reclusorio de Guerrero.

En solidaridad con Nestora, Gonzalo Molina, también se unió a la huelga de hambre desde el 20 de mayo.

Agustina García, esposa de Arturo Campos y Ausencia Honorato, esposa de Molina, se sumaron a la petición de libertad para Nestora y sus compañeros, quienes están recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social número 1 “Altiplano”, en el Estado de México.

A fin de exigir la liberación de Nestora y de los presos, esta tarde simpatizantes de la Policía Comunitaria se manifestaron en una caminata que partió del Periférico a Tepepan, en la que participó la escritora Elena Poniatowska.

El abogado Sandino Rivero, quien junto con Leonel Rivero representa a la activista, explicó que la excomandanta de la Policía Comunitaria decidió suspender su ayuno ante la insistencia de sus hijas y su esposo y por la intervención del gobernador Rogelio Ortega.

Sandino Rivero mencionó que desconoce si el gobernador guerrerense ya gestionó con el Tribunal Superior de Justicia del estado el traslado de los otros dos presos, ya que los juzgados son quienes tienen la facultad para ordenar una reubicación de penal; sin embargo confió en que su intervención tenga resultados.

El pasado 8 de enero Ortega solicitó al Fiscal general del estado, Miguel Ángel Godínez Muñoz, el desistimiento de la acción penal por el delito de secuestro agravado, pero su solicitud fue rechazada con el argumento de que el gobernador no está facultado para hacer estas peticiones.