Maestros de Oaxaca chocan con militares y policías; queman sedes y vehículos del INE

Resguarda la PF las instalaciones de Pemex en Santa María el Tule, Oaxaca.
Foto: Hugo Cruz

OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- El envío de la Policía Federal y el Ejército aceleró la violencia en varias regiones de Oaxaca a unas horas de la jornada electoral. Arden sedes y vehículos del Instituto Nacional Electoral (INE), se registran refriegas con lesionados, detenidos y rehenes y el magisterio se declara en “alerta máxima”.

Ante la respuesta gubernamental de enviar tropas militares y de policías federales, los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) respondieron a esas “hostilidades” al incendiar las oficinas del INE en Miahuatlán de Porfirio Díaz, así como una camioneta del órgano electoral.

De igual forma, los maestros de la región de la Cuenca del Papaloapan se resisten a desalojar la sede del INE en Tuxtepec y como respuesta prendieron fuego al módulo del Registro Federal Electoral, ubicada en la esquina de Independencia con Riva Palacio en el centro de esa ciudad donde quemaron mobiliario, computadoras y papelería.

Mientras que en Huajuapan de León, los maestros levantaron una barricada con una pipa de gas, la cual atravesaron en el bulevar Paseo Internacional, sin embargo, fue retirada por la Policía Federal y el Ejército, lo que originó un enfrentamiento entre uniformados y el magisterio.

Mientras se realizaban sobrevuelos en diferentes puntos del estado, los maestros, alrededor de las 13:00 horas, resistieron con piedras y cohetones, sin embargo, fueron replegados con gases lacrimógenos por las fuerzas policiales.

Según la Comisión Nacional de Emergencia y la Cruz Roja, se reportaron alrededor de 15 lesionados, unos ocho detenidos y cuatro policías federales como rehenes.

En Tlaxiaco, habitantes de varias comunidades se concentran en esa población mixteca para apoyar a los maestros de la Sección 22 en caso de represión por parte de las fuerzas federales.

En la capital, la Policía Federal y el Ejército “aseguraron” las instalaciones de la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Pemex con lo que las gasolinerías de esta capital y su zona metropolitana ya brindan sus servicios de manera regular.

El jefe de Operaciones de la Planta de Petróleos Mexicanos en Oaxaca, Carlos Anaya, reconoció que grupos de 13 unidades de distribución, escoltadas por patrullas de la Policía Estatal, reiniciaron hoy el abastecimiento de gasolina y diesel, con lo que normaliza el servicio.

Mientras que el dirigente magisterial Rubén Núñez Ginez, en una conferencia de prensa, declaró que “la Sección 22 repudia el terrorismo de Estado y hoy le decimos al gobierno de Enrique Peña Nieto que exigimos que se retiren las Fuerzas Armadas del estado”.

“No podemos estar sitiados por el Ejército porque Oaxaca es un pueblo democrático y la Sección 22 ha defendido los derechos de los trabajadores no con enfrentamientos, hemos salido con la cara limpia y sin taparnos el rostro, entonces, responsabilizamos a los gobiernos de cualquier agresión a compañeros de la CNTE, campesino, estudiante, obrero o padre de familia. Agredir algún compañero es agredir a la Sección 22 y eso no lo vamos a permitir”, advirtió.

La asamblea estatal culminó con su consigna: “Cuando el pueblo se levante, por pan, libertad y tierra, temblarán los poderosos de la costa hasta la sierra”.

Más tarde, los maestros de la Sección 22 incendiaron la Junta Distrital del Instituto Nacional Electoral con sede en Tuxtepec, luego de un enfrentamiento con fuerzas federales, lo que ha generado un ambiente de tensión e incertidumbre.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:00 horas ante la llegada de unos 600 elementos de la Policía Federal y del Ejército Mexicano que hicieron un llamado a los maestros a desalojar “pacíficamente” la sede electoral.

Ante la falta de arreglos, los maestros y la policía se enfrentaron e incendiaron la oficina distrital.

Con la advertencia que llegaran refuerzos federales, los maestros de la Sección 22 dela SNTE-CNTE de los sectores de Valle Nacional, Ojitlán, Loma Bonita, Cosolapa, Usila y Tuxtepec se están reagrupando para hacer frente a los enviados del gobierno federal.

Mientras que en esta capital, los maestros encabezados por su líder Rubén Núñez Ginez realizaron una marcha del hotel Magisterial al zócalo capitalino donde anunciaron que este domingo realizarán marchas y tomas de radiodifusoras.