Denuncian compra de votos, reparto de despensas y tinacos en el DF

Una de las casillas electorales en Iztapalapa.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El Distrito Federal tiene un elevado número de denuncias por delitos electorales ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade), que se coloca, hasta antes del cierre de casillas, por encima de las entidades federativas, aseguró esta tarde el dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres Guadarrama.

Aunque advirtió que siguen sin tener un concentrado nacional de irregularidades, se refirió al registro de prácticas clientelares en la ciudad tales como compra de votos, reparto de despensas y tinacos.

El dato sobre la magnitud de las demandas está basado en los propios indicadores de la Fepade, y fue abordado por Batres luego de enfatizar que el mayor operativo de compra de voto en la capital del país ocurrió en la delegación Iztapalapa.

Con 150 puntos de compra de votos, presuntamente localizados por Morena en esa demarcación, Batres Guadarrama agregó que la incidencia de irregularidades también ha sido alta en las delegaciones Cuauhtémoc y Tlalpan.

La situación denunciada por Morena en Iztapalapa, se sumaría a la denuncia que horas antes hiciera el propio Batres, sobre la supuesta operación del PRD para amedrentar, presionar y finalmente conseguir que los funcionarios de casillas en esa demarcación no asistieran a cumplir con sus funciones y debieran ser sustituidos por perredistas.

En una operación similar, el líder formal de Morena inclusive presentó la fotografía de José Martín Rodríguez Ramírez, a quien identificó como operador de Víctor Hugo Lobo en la delegación Gustavo A. Madero. Dicho personaje fue identificado como encargado de presionar a funcionarios de casilla en esa delegación capitalina.

Batres Guadarrama fue insistente en denunciar diferentes irregularidades cometidas por la policía capitalina, entre otras cosas por detener a denunciantes de irregularidades; realizar patrullajes en la delegación Benito Juárez pero no en donde ocurren situaciones conflictivas o delitos, y usurpar las funciones del árbitro electoral al difundir que las elecciones transcurren en paz.