Urge Alemania a Blatter a convocar a nueva elección en la FIFA

Wolfgang Niersbach, presidente de la DFB, y Joseph Blatter, expresidente de la FIFA.
Foto: AP

BERLÍN (proceso.com.mx).- Ante la “peor crisis” que enfrenta el futbol internacional, el presidente de la Federación Alemana de Futbol (DFB) y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, Wolfgang Niersbach, se pronunció este miércoles por una elección lo más pronto posible del nuevo presidente del organismo; por reformas, cambios y nuevas reglas en éste y, de paso, insistió en que la adjudicación en el año 2000 para que Alemania fuera sede del Mundial 2006 fue ganada sin la utilización de métodos deshonestos.

En una carta pública dirigida a los cerca de 26 mil clubes que conforman la DFB, Niersbach presentó diez puntos que resumen los planteamientos e ideas que Alemania considera para hacer de la FIFA una institución fiable, seria y comprometida.

Como punto primordial, el dirigente alemán llama a una elección pronta de nuevo presidente de la FIFA.

“Con todo respeto a su labor, Joseph Blatter no se hace a sí mismo ni al futbol un favor en aplazar su dimisión anunciada por él mismo. El nuevo presidente tiene que ser electo pronto mediante un congreso extraordinario para comenzar así un nuevo inicio conveniente”, señala en la carta.

Además de una colaboración absoluta en las investigaciones que realiza la justicia estadunidense para disipar y aclarar todas las sospechas de corrupción, Niersbach se pronuncia porque se establezca como requisito para los miembros del Comité Ejecutivo un certificado de “integridad” emitido por una organización independiente o una comisión de ética dentro del mismo organismo.

A fin de evitar la concentración absoluta del poder en una sola persona, el alemán propone restringir el tiempo tanto en la presidencia como en los puestos claves de la asociación a solo 12 años, así como el desarrollo de procedimientos transparentes para la adjudicación de sedes para el Mundial. En este punto Niersbach plantea que estos procedimientos tienen que ser orientados al aspecto técnico que las distintas ciudades candidatas tengan o no para albergar un torneo.

“Un ejemplo concreto de candidatura es la de la Eurocopa 2020 cuando ciudades como Tel Aviv, Sofia, Minsk o Skopie no fueron autorizadas en la votación porque no cumplían con las condiciones técnicas. Si la FIFA hubiera utilizado tal procedimiento, Qatar no hubiera ganado la votación por los mismos motivos”, explica.

El presidente de la Federación Alemana de Futbol, se manifestó en contra de un boicot al Mundial luego del escandaloso caso de corrupción en la FIFA destapado el mes pasado porque lo último que desea es mantener alejado del torneo al campeón Alemania 2014.

Apela en su carta también, entre otros puntos, a fortalecer los controles financieros de la institución para evitar el desvío de estos a intereses personales así como a un ajuste en el sistema de votación. Ello implicaría valorar si el sistema “un país, un voto” es el adecuado o se puede perfeccionar.

“Los arrestos, las acusaciones de corrupción y las investigaciones (tienen) al futbol internacional en su peor crisis. Todo aquello, lo que constituye para nosotros este maravilloso juego, está en riesgo”, reconoce Niersbach en la carta dirigida a los aproximadamente 6.8 millones de miembros de la Federación alemana.

“No soy tan inocente para creer que la DFB puede reformar todo. Para ello se necesitan alianzas internacionales y mayoría, que son difíciles de obtener. Pero vemos como nuestra tarea la de levantar la voz y queremos tomar responsabilidades en ello. Queremos reformas, queremos cambios y vamos a exigirlas”, advierte el dirigente alemán.

“Acepté el cargo en el Comité ejecutivo de la FIFA porque sólo de esa forma es posible hacer valer nuestros planteamientos e ideas para una mejor FIFA”, explica Niersbach, quien justamente en medio del escándalo de corrupción aceptó integrarse a las filas de la directiva del organismo durante el pasado Congreso realizado en la ciudad de Zurich.