El Papa crea tribunal para juzgar a obispos encubridores de pederastas

El Papa Francisco en el Vaticano.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco ordenó la creación de un tribunal para juzgar a los obispos que abusen de su poder para encubrir los casos de pederastia cometidos por sacerdotes o religiosos a su cargo.

De acuerdo con el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dicho tribunal estará a cargo de una sección de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El cura destacó que el delito de “abuso de poder episcopal” ha sido revisado porque ya existía en el derecho canónico, pero ahora se establecen los mecanismos para encarar esos casos.

Se trata de una reforma importante para mostrar el compromiso del Papa Francisco en la lucha contra la pedofilia de eclesiásticos, apuntó.

Las propuestas fueron autorizadas por el pontífice después de ser presentadas por el presidente de la Comisión para la Tutela de los Menores, el cardenal Sean O’Malley, y examinadas y aprobadas por el C-9, el grupo de cardenales que está ayudando al Papa en la reforma de la Curia.

Según Lombardi, el máximo líder de la Iglesia católica aprobó cinco propuestas en este sentido que marcan un procedimiento jurídico que hasta ahora no existía.

En ellas se establece que cualquier víctima que no se considere escuchada por su obispo –o bien sus familias o cualquier persona que tenga noticias de la supuesta negligencia– puede presentar la oportuna denuncia a través de la Congregación de los Obispos, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos –en el caso de que se trata de un país de misión– o la Congregación de las Iglesias Orientales, en el caso de que los perjudicados sigan esos ritos.

Una vez estudiada la denuncia, se remitirá directamente al Vaticano, a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“La nueva sección judicial y su personal se ocuparán también de los procesos penales por abusos de menores y de adultos vulnerables por parte del clero”, destacó Lombardi.

Además, señaló que el Papa nombrará un secretario para ayudar al prefecto (fiscal) respecto de estos nuevos procedimientos y quien de hecho será el responsable de la nueva sección judicial.