Senador yucateco denuncia supuestas agresiones ante la Fepade

El senador Daniel Ávila Ruiz.
Foto: Octavio Gómez

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El senador panista Daniel Ávila Ruiz levantó ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) una denuncia contra la policía de Tekom y el alcalde priista de ese municipio Arturo Chay Poot, debido a agresiones y la arbitraria detención de que, dijo, fue víctima durante la jornada electoral el domingo anterior.

Chay Poot dio a conocer que Ávila Ruiz fue detenido tres horas, junto con dos militares, “por inducir de manera abierta al voto a favor de su partido, amedrentar y amenazar a los ciudadanos que reclamaron su proceder y ocasionar daño en propiedad ajena al impactar dos vehículos estacionados”.

El edil priista también dijo que el legislador fue detenido junto con dos militares que lo acompañaban, a los que identificó como Jaime Pérez Aguirre, sargento primero de Infantería, retirado, y Venancio Salazar Perera, del mismo rango, en servicio.

Ávila Ruiz, detalló Chay Poot, acudió a la casa de la candidata del PAN a la alcaldía de ese municipio, Karla Cocom Batún, y desde ahí se trasladaron a una casilla que, a esa hora, estaba concurrida por electores, situación que aprovechó el senador para llamar a votar por Acción Nacional.

En entrevista, Ávila Ruiz dio a conocer que interpuso ante la Fepade una denuncia por ese caso, y negó la versión que divulgó el munícipe tekomense.

El senador explicó que, efectivamente, a petición del dirigente estatal del PAN, Hugo Sánchez Camargo, viajó de Valladolid –donde radica– a Tekom para acompañar a Cocom Batún a votar.

Además, aclaró que no iba armado ni acompañado por militares, y aseguró que tampoco hizo proselitismo en la casilla en favor de su candidata; “eso que dijo el alcalde es mentira”, acotó.

También comentó que iba solo en su camioneta Ford F-100 y en el camino le prestaron un chofer, a quien no conocía, para que lo acompañara.

Ya en Tekom, añadió, descendió de la unidad y el conductor lo esperó dentro del vehículo, cuyas puertas tenían las ventanillas abajo y estaban sin seguro.

De repente un hombre, al que aseguró que tampoco conocía pero que al parecer la policía perseguía, se introdujo a su camioneta, por el lado del copiloto, tratando de escapar.

“Entonces la policía roció de gas pimienta a mi chofer y, cuando salió de la camioneta, lo golpearon y patearon en el suelo. Luego me detuvieron a mí y me llevaron con las manos en la espalda hasta los separos de la policía, como si fuera un delincuente.

“Me quitaron el teléfono y me dejaron incomunicado. Me soltaron tres horas después porque llegó la Policía Federal a rescatarme”, refirió Daniel Ávila.

Luego, el desconocido aprovechó la situación para brincarse al asiento del conductor y escapar en la camioneta, la cual posteriormente apareció destruida, en Valladolid.

El senador destacó que fue a acompañar a Karla Cocom a votar porque desde días antes vándalos identificados con el PRI sitiaron su casa y la candidata “corría peligro”.

Luego de liberarlo, acotó, la Policía Federal lo sacó de Tekom y lo llevó a Valladolid, donde fue intimidado por vándalos al servicio de Liborio Vidal Aguilar, candidato del PRI a diputado federal, por lo que para su protección debió ser trasladado por los federales a Mérida.

Por esos hechos el legislador federal del PAN presentó hoy su denuncia ante la Fepade.