La compra del Querétaro se hizo de buena fe y con apego a la ley: Grupo Imagen

Yasser Corona y Ángel Sepulveda, de Querétaro, celebran un gol contra Santos.
Foto: AP / Eduardo Verdugo

MÉXICO, D.F. (apro).- Grupo Imagen aclaró que la compra del club de futbol Querétaro se hizo de buena fe y con estricto apego a la ley.

En respuesta a la denuncia pública que hizo la conductora de deportes Inés Sainz en el sentido de que ella y su esposo Héctor Pérez Rojano fueron víctimas de una colusión de intereses de servidores públicos para impedirles la compra del equipo queretano, subcampeón del torneo anterior.

“Posiblemente, los funcionarios del SAE en contubernio con las autoridades de la PGR, encargadas de la investigación e intervención de AJL Futbol del Golfo, determinaron levantar de forma sospechosa el aseguramiento de las empresas y proceder a su devolución, materializándose una venta irregular con un precio notablemente inferior al que ofrecimos los suscritos formalmente ante dichas autoridades”, dice la denuncia interpuesta por la conductora ante la Procuraduría General de la República (PGR) el pasado 27 de mayo.

En un escueto comunicado, Grupo Imagen sostiene que la operación de compra venta se realizó de manera legal a través de una subsidiaria y que en dicha transacción se asumieron los pasivos y obligaciones del club, “los cuales se han cumplido cabalmente haciendo frente a los mismos en tiempo y forma”.

El corporativo también establece que se reserva “las acciones legales contra quien o quienes resulten responsables por el daño causado a Club de Futbol Gallos Blancos de Querétaro. Lamentamos que después de un año de adquirido el Club existan personas que quieran lastimar una institución que ha demostrado que, con liderazgo e inversión, puede brindar los resultados que la afición merece y necesita”.

En entrevista con el diario ‘Reforma’, Inés Sainz acusó a Decio de María, quien próximamente asumirá la presidencia de la Federación Mexicana de Futbol, de influir para dejarla fuera del negocio.

Aseguró que el federativo estuvo al tanto de las negociaciones para ganar la licitación privada del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y participó en la operación ilegal que los despojó.

“Decio sabía que nosotros éramos quienes encabezamos el grupo de inversión. Nos reconoce y asegura que en la reunión de dueños no tendríamos ningún problema para obtener el equipo”.

De María, prosigue la conductora deportiva, estuvo presente en la reunión celebrada en las oficinas del SAE, junto a funcionarios de la PGR y representantes del Grupo Imagen, la noche del 28 de mayo de 2014, cuando se fraguó el fraude.

Sainz también da a conocer en la entrevista que uno de los inversionistas que participarían en la adquisición del Querétaro era nada menos que la estrella del Barcelona, el argentino Lionel Messi. “Está enterado de todo”, dijo la conductora y empresaria de TV Azteca.