Se reactiva disputa entre el PAN poblano y Rafael Moreno Valle

Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla.
Foto: Víctor Hugo Rojas

PUEBLA, Pue., (apro).- La derrota en nueve de los 16 distritos electorales de la entidad reavivó la pugna interna por la dirigencia del PAN entre los morenovallistas y los militantes tradicionales de este partido, identificados con El Yunque.

El grupo allegado al gobernador Rafael Moreno Valle pidió a la Comisión Permanente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN la destitución de Rafael Micalco Méndez, dirigente estatal del partido, al responsabilizarlo por los resultados de las elecciones del pasado domingo.

Mientras que Micalco denunció que fue desplazado por el CEN de la toma de decisiones durante las campañas y que se otorgó las riendas del partido a un grupo de panistas –que no identificó– y que ofreció que lograrían el triunfo electoral en 13 distritos de los 16.

“La estrategia, los representantes de casilla, la representación ante los órganos electorales, fue llevada por otras personas que no tienen nada que ver con la dirigencia formal del partido; fue una decisión que tomaron desde México, que la elección la llevaran otras personas”, reveló Micalco.

Aunque se negó a dar nombres, se da por hecho que se refirió al diputado local Eukid Castañón, el operador político de confianza del gobernador Rafael Moreno Valle.

“No es conveniente pedir cabezas, porque si no yo tendría que pedir cabezas de otros funcionarios, creo que no es conveniente, todos sabemos quién llevó este proceso electoral”, manifestó ante la petición que hicieron los diputados locales para que sea destituido como dirigente.

Sin embargo, justificó la destitución que hizo su dirigencia en contra del diputado morenovallista, Jorge Aguilar Chedraui, como líder de la fracción panista en el Congreso local, al asegurar que existen problemas de comunicación del legislador con la dirigencia estatal.

“Me facultan los estatutos para pedir la destitución del líder de la fracción panista”, afirmó; “por el contrario, no procede que los diputados pidan mi destitución”.

Desde el desarrollo de las campañas, Micalco denunció que el CEN decidió sustituir a 6 mil representantes del PAN en las casillas que la dirigencia estatal había registrado ante el INE, además de que hizo a un lado a la representación estatal del partido en la elección de candidatos y en la estrategia electoral.

Sin embargo, en la única entrevista que el gobernador Rafael Moreno Valle ha dado después de los comicios, adjudicó la derrota a que su partido no aprobó la alianza con otras fuerzas políticas que él propuso.

En su cuenta de Twitter, el dirigente estatal del PAN fue más directo en sus señalamientos: “Habríamos ganado 16 distritos si se hubiese incluido y respetado a todo el panismo del estado, más que ir en alianza, aun en distritos negociados”.

En una entrevista con el portal Periódico Central, Micalco dijo que hay “señales claras” de que el PAN y el PRI-Verde acordaron el triunfo del tricolor en los distritos de Izúcar de Matamoros de Jorge Estefan Chidiac; en Atlixco con Juan Celis, y en Ajalpan con Edith Villa.

“No lo digo yo, lo dicen actores de esa zona, y según los hechos así pareciera”, expresó el líder estatal del PAN.

La postura de Micalco obtuvo el apoyo de panistas tradicionales, como Ana Teresa Aranda, quien le respondió en la misma red social: “Estoy de acuerdo contigo Presidente, @RafaGobernador quiere repartir culpas, que se comporte como #Hombrecito, podrá?”

Cecilia Romero, exsecretaria general del CEN escribió en su cuenta: “La alianza del @PANPUEBLA con los ciudadanos es la que hay que reconstruir. Adelante @rafamicalco, es el momento!”

Y ante las declaraciones de Moreno Valle de que la alianza con el PRD hubiera servido al PAN para ganar las elecciones federales, Micalco manifestó: “Con las alianzas se pierde identidad y fortaleza partidista; ejemplo pregunten al PRD en esta elección, partido al que respeto”.

El dirigente también aseguró que ya notificó al dirigente estatal de la situación que vive su partido en Puebla, por lo que hizo un llamado a la “condura” para que los resultados se analicen y se tomen las decisiones adecuadas para evitar repetir los errores en los comicios locales del próximo año por la llamada “minigubernatura”.

En tanto que 14 de los 15 diputados que conforman la bancada panista se quejaron en un pronunciamiento del “nulo apoyo” del Comité Directivo Estatal para las campañas de los candidatos.

“Habiendo realizado una análisis del apoyo nulo que el Comité Directivo Estatal realizó en el pasado proceso electoral, las situaciones que se están dando nos hacen considerar que las instancias que se encarguen de ello deberán plantearse seriamente la destitución del presidente del Comité Directivo Estatal”, manifestó el diputado Salvador Escobedo Zoletto a nombre de su fracción.