También cayó el imperio del “Güero” Barba

El municipio conurbado de Tlaquepaque fue hasta hace unos días la fortaleza del voto duro del PRI, a cargo del cacique de la CROC, Alfredo Barba Hernández. Acostumbrado a imponer a familiares y adeptos en la alcaldía, el dirigente priista esta vez tuvo que impugnar la elección ante el triunfo de la aspirante de MC, María Elena Limón, como parte de la “ola naranja” que provocó Enrique Alfaro en la zona metropolitana. A decir de la candidata, el recuento de votos ampliará su ventaja.

María Elena Limón García encabezó la victoria del partido Movimiento Ciudadano (MC) en San Pedro Tlaquepaque, bastión del voto duro, no ya del PRI sino del cacique Alfredo El Güero Barba Hernández, el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos que alternaba el poder entre sus familiares e incondicionales.

La próxima alcaldesa tiene 52 años y proviene de una familia de artesanos que durante décadas exportó sus productos a Estados Unidos y Canadá. Pretende cambiar la historia del municipio y promover el presupuesto participativo, así como el ahorro en el ayuntamiento que encabezará a partir de la siguiente administración. Pero antes debe sortear la impugnación del PRI a su triunfo en los recientes comicios.

En entrevista con Proceso Jalisco, ella se muestra segura de que arrancará su gestión normalmente, en octubre, anuncia su primera acción de gobierno: tomará las medidas necesarias para ahorrar 300 millones de pesos que, en su opinión, actualmente se destinan a gastos burocráticos superfluos.

De entrada aclara que de ese monto, 40 millones se destinarán a promover la labor artesanal y 10 a reforzar el mercado Juárez, que estuvo a punto de ser derribado por Alfredo Barba hijo cuando fue alcalde.

Durante las campañas, Limón García fue señalada por su adversaria del Partido Humanista, Norma Rosas, de tener una fortuna estimada en más de 10 millones de pesos, principalmente en casas ubicadas en Tlaquepaque.

También recibió críticas por los viajes al extranjero que muestra en su página de Facebook. Días antes de la jornada electoral, sus adversarios filtraron a la prensa fotografías de la candidata de MC posando en diversos lugares del extranjero, como el famoso monumento Taj Mahal, en la India.

Limón García reitera que, en vez de preocuparse por las críticas que suscitan sus viajes internacionales, agradece a la vida las oportunidades de conocer los cinco continentes, pues ha visitado Argentina, China, Cuba, India, Marruecos, Perú, Canadá y los Emiratos Árabes. Sobre sus propiedades, dijo:

“Yo no tengo la culpa de ser una mujer administrada, trabajadora. Mi dinero es bien habido y, si no fuera así, seguro ya me lo hubieran hecho ver… Ese tipo de acusaciones en la campaña se les revirtieron a mis adversarios; ahora voy a hacerme de un gran equipo que va a transformar la historia de Tlaquepaque.”

Considera que, lejos de afectarla, los ataques de sus adversarios sólo evidenciaron la intención de dañar su imagen. El domingo 7 María Elena Limón obtuvo cerca de 35% de los sufragios, contra 34.29 del candidato del PRI y el PVEM, Luis Córdova.

Al cierre de la edición, Limón García se preparaba para enfrentar la impugnación de su triunfo en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) del estado, pues la alianza PRI-Verde exigió el recuento de votos y la abanderada de MC asegura que eso la beneficia, pues su rival incurrió en irregularidades:

“A mí me favorece muchísimo, me van a legitimar. Yo tengo en mi poder cada una de las actas, y tengo más votación, se incrementa muchísimo… Estoy segura de que con esa revisión va a aumentar el número de votantes en mi favor.”

Acciones inmediatas

A decir de Limón García, no le van a encontrar corruptelas: “Yo soy hija de un empresario. Mi padre vivió honestamente de la producción artesanal, él llevaba sus productos para su venta a la Ciudad de México. Heredé eso de él, mi padre enseñó a sus hijos a no mentir y a ser valientes. Heredé lo mejor de él”.

Admite sin problemas que antes de ser candidata de MC trabajó en la administración del panista Emilio González Márquez. Pero todas las críticas y la “guerra sucia” que enfrentó, reitera, sólo aumentaron su popularidad y esto le dio la posibilidad de que más gente escuchara sus propuestas sobre seguridad pública, combate a la pobreza, generación de empleos, el rescate y la promoción de los talleres artesanales y la atención a las colonias marginadas.

Acepta dar algunos detalles de su plan de austeridad en el ayuntamiento: “No habrá gasolina (gratuita) para funcionarios, ni celulares ni carros de lujo; no habrá viajes al extranjero. No quiero que digan que viajo con dinero del erario; si ya me acusan ahorita de ello, sería ingenuo que cometiera un error de esa naturaleza. Tampoco habrá seguros de servicios médicos mayores (para los servidores públicos); se ofrecerá seguro como a todos los demás.

“Que cada quien compre sus comidas, su teléfono y carro. Vamos a ser un gobierno austero. No quiere decir que austeridad sea para la gente, sino para los funcionarios. La idea es ofrecer sueldo digno para los colaboradores sin dañar a los ciudadanos. Seremos una réplica de Tlajomulco: que los ciudadanos decidan dónde quieren mandar y consulta sobre la revocación de mandato a los 18 meses.”

Asimismo, afirma que expulsará a los aviadores de la administración municipal: “A ellos les decimos que se vayan yendo, que no vamos a tener un aeropuerto. La primera acción será una revisión presupuestal, porque hay una nómina tremenda: hay 220 direcciones. Tendremos que ver quiénes están yendo a sus labores y quiénes no; el que trabaje se queda, pero aquellos que no, tendrán que irse, así de simple. Igual, todos los funcionarios de confianza tendrán que presentar su renuncia”.

–Ganarle a los Barba en “su” comarca no es cosa pequeña. ¿Fue complicado?

–Fíjese que no. Los ciudadanos ya me lo habían comentado en este andar por ocho semanas en las comunidades de Tlaquepaque. Tenían miedo de expresar su simpatía por MC y por mí. Por ese temor no decían nada abiertamente, pero me aclaraban que iban a votar por MC en forma secreta. Me dijeron: “Vamos a votar por ti y aparentemente vamos a decir que no, porque vamos a recibir represalias si lo decimos abiertamente”.

“Creo que los ciudadanos decidieron y no hay que ir contra ellos, más bien hay que trabajar con los actores políticos y que ellos acepten que perdieron. Deben entender que los ciudadanos eligieron a una mujer que vive en Tlaquepaque y conoce los problemas que tenemos; que vamos a hacer equipo con todos los actores políticos.”

Sobre la impugnación del PRI, dice que cuenta con todo el apoyo de los liderazgos de su partido y con el apoyo de otros partidos, como el PT y el PAN.

–¿Usted tendrá que compartir el escenario político local con los viejos cacicazgos, el de los Barba y la CROC?

–Eso decían antes, que no se iba a poder quitar el cacicazgo, y vea. La gente está cansada, he tenido acercamientos y sé que también ellos están muy cansados.

Además, dice que se coordinará con los otros municipios de la zona metropolitana donde ganó MC para enfrentar el problema de la inseguridad en la medida de sus facultades: “Ya ganaron Alfaro, Lemus… y otros en muchos municipios; vamos a llevar a cabo Ciudad Segura, que estará liderando Enrique”.