Expolicía mata de un disparo a niña de tres años en León

La Policía Municipal capturó al responsable, un exintegrante de la corporación.
Foto: Especial

LEÓN, Gto. (proceso.com.mx).- Una niña de tres años de edad falleció al recibir un disparo en la cabeza cuando se encontraba durmiendo en su casa, a la cual varios hombres dispararon desde un automóvil que se estacionó afuera.

El presunto responsable es un exagente de la Policía Municipal leonesa, y fue capturado después de haber efectuado los disparos, mientras huía del lugar.

Esto ocurrió esta tarde en una vivienda de la colonia Joyas de Castilla, en la calle Villa Umbral.

Testigos narraron que tres hombres llegaron al exterior de la casa con el número 119 en un automóvil Spirit de color rojo. El conductor hizo varios disparos en dirección a la fachada de la casa, y posteriormente arrancó para escapar.

Las personas que se encontraban en el interior se dieron cuenta de que la niña Noemí, de tres años, había resultado herida por uno de los disparos, mientras se encontraba acostada en una cama, durmiendo una siesta.

Presuntamente, una de las balas atravesó la puerta de la casa, pegó en una mesa de plástico y entró en el cráneo de la niña, quien falleció en el lugar.

La Policía Municipal montó un operativo para buscar a los responsables, y en la misma colonia, unas calles más adelante, lograron capturar a uno de los hombres, el cual fue identificado por varios de los testigos como quien efectuó los disparos.

El detenido fue identificado como Julio César Soto, de 35 años, quien vive en la colonia San Bosco.

Hace unos años, Soto formó parte de la Policía preventiva. Formó parte del grupo de traslados de la Dirección de Seguridad Pública leonesa.