La CNTE refrenda su rechazo a la evaluación docente

Maestros de la CNTE montan un campamento en el Monumento a la Revolución.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- Un pequeño grupo de maestros agremiados en la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, Michoacán y Chiapas llegó al mediodía al Hemiciclo Juárez para expresar su rechazo a la evaluación docente.

Una hora antes, la manifestación disciplinada salió del Ángel de la Independencia y caminó sobre el Paseo de la Reforma de manera pacífica, aunque bajo una intensa vigilancia policiaca.

“Nadie será evaluado, se necesita una evaluación humanista de los niños, según sus condiciones de vida”, declaró una integrante de la Sección 18 de Michoacán, al recordar que muchos niños llegan a las aulas con el estómago vacío.

Alineados bajo la sombra de los pequeños árboles ubicados en la orilla de la Alameda Central, gran parte de los maestros no ponía gran atención al mitin del Hemiciclo.

En las banquetas y al fondo de la avenida Juárez, contingentes de granaderos rodeaban al escaso número de profesores, cerrándoles el camino hacia el Zócalo capitalino.

“Nos sorprende que hoy el gobierno haya desplegado todas las fuerzas del Estado en la República”, comentó un maestro chiapaneco. Añadió que el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, no puede entrar a Chiapas porque “tiene cuentas pendientes”.

El mismo funcionario declaró hoy ante un panel de empresarios reunido en el Club de Industriales de Polanco, que “llueva o truene, habrá evaluación” a los maestros y subrayó que “quien piense lo contrario ofende al presidente Peña”.

La declaración de Chuayffet, retomada en los medios de comunicación, no fue del gusto de la CNTE. Uno de sus voceros aseveró: “ni la lluvia ni el viento han bloqueado este movimiento”. Y advirtió que de no ser respetadas sus exigencias, el sindicato enseñará su “músculo político”.

Dijo: “Este movimiento no va a claudicar en su estrategia de lucha”. Luego, reiteró que los integrantes de la CNTE no aceptarán un “medio diálogo” con las autoridades ni se conformarán con los análisis de la organización Mexicanos Primeros, la cual denuncia de manera regular a las acciones de la Coordinadora.

Tras discursos de repudio a la administración peñanietista y al sistema político mexicano, los maestros llamaron a la liberación de los presos políticos y, con el puño izquierdo en alto, cantaron el himno revolucionario “Venceremos”.

Luego volvieron a su campamiento detrás del Monumento a la Revolución.