Desalojan a pobladores que protestaban contra excesos de edil en Coahuila

SALTILLO, Coah., (proceso.com.mx).- Decenas de pobladores que mantenían tomada la presidencia municipal de San Buenaventura fueron desalojados la madrugada de este martes por la fuerza por efectivos del grupo GATES y policías municipales, denunciaron a APRO representantes ciudadanos.

La población de Buenaventura, municipio conurbado de la zona metropolitana de Monclova, inició hace cuatro meses una protesta contra el edil Óscar Flores Lugo “La Pólvora”. Lo acusan de cometer una serie de irregularidades, entre ellas malversación de fondos públicos y el aumento de mil 600 por ciento del impuesto predial.

Maurilio Garza Villarreal, portavoz de los manifestantes, informó que con el propósito de exigir la renuncia de “La Pólvora” tomaron las instalaciones de la alcaldía y reunieron más de 5 mil firmas, correspondientes a una cuarta parte de la población.

“Policías municipales apoyados por GATES arribaron, al filo de las 6:00 horas, en varios vehículos y rodearon los cuatro costados de la residencia para desalojar por la fuerza unas 30 personas que hacían guardia”, señaló Garza Villarreal.

Horas más tarde, cerca de las diez de la mañana, llegaron más contingentes para solidarizarse con sus compañeros. Los manifestantes se situaron en el exterior de la presidencia y a gritos pidieron al gobierno estatal que destituya al actual presidente municipal.

“Durante la protesta un policía municipal agredió a la señora Sandra Alonso”, precisó Maurilio Garza.

Actualmente, alrededor de cincuenta personas mantienen un platón permanente frente al Palacio de Gobierno de Saltillo para exigir al gobernador Rubén Moreira la destitución de Flores Lugo.

Para los ciudadanos de San Buenaventura, Flores Lugo es un personaje parecido al alcalde de la película mexicana “La ley de Herodes”. Le apodan “La Pólvora”, porque “desaparece” el erario.

Garza Villarreal anunció que esta tarde quemarán la Constitución Mexicana, debido a que el gobernador Rubén Moreira permite los ilícitos cometidos por las actuales autoridades de San Buenaventura.