El amor de las luciérnagas, comedia alegórica de Ricaño

El amor de las luciérnagas, octava temporada en el Teatro Xola-Julio Prieto del IMSS.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- El amor de las luciérnagas es una obra de larga trayectoria. Está iniciando su octava temporada en el Teatro Xola-Julio Prieto del IMSS, ubicado en la colonia Del Valle de esta ciudad, mostrando una maduración escénica que el elenco disfruta y transmite.

Es una comedia alegórica que recurre al fenómeno de bioluminiscencia de las luciérnagas para abordar las temporalidades de la existencia. Coloca la vida como un compuesto de ciclos, y cada ciclo es lo que dura un destello de luz de las larvas.

Tan fugaces parecen ser los momentos de la vida y acompañados perpetuamente por la oscuridad (para que puedan ser apreciados y exista el equilibrio), al grado de que la obra invita a desarrollar la atención en las sutilezas concretas.

Alejandro Ricaño, autor del texto y director de la puesta en escena, carga al personaje central María 1, interpretada por Sonia Franco, de una sensualidad perceptiva. Una chava apasionada ligeramente por las texturas, formas, tonos, olores y sabores.

Ricaño la desdobla en otras dos Marías –la María 2 encarnada por Ana Zavala, y la María 3 por Sofía Sylwin– con fines narrativos sin ahondar en un complejo psíquico femenino. De ahí que el espectador pueda apreciar los episodios de vida de la protagonista contados por tres distintas actrices, pero que encarnan todas a la misma mujer sensual.

Eso funciona como un buen recurso visual en escena, pues el eje de la historia se mantiene fiel a las cualidades femeninas elegidas por el autor a pesar de las diferencias genotípicas entre el elenco de mujeres.

Ricaño inscribe esta obra en el estilo literario del realismo mágico y es ganadora del Premio Bellas Artes Mexicali de Dramaturgia 2012.

Está presentándose como parte de la programación de junio del INBA y en foros alternos al Centro Cultural del Bosque, estrategia en mancuerna con teatros del Seguro Social para descentralizar las actividades teatrales en la Ciudad de México.

La producción es sencilla y pulcra. Utiliza tres maletas y un ambiente de luz logrado con base en numerosos focos de luz amarilla –de aquellos transparentes de 40 watts que ya salieron del mercado–, que cuelgan de las varas del teatro.

La función de apertura de la temporada 8 tuvo una sala llena. La obra estará en cartelera hasta el 28 de junio. Acompañan a las actrices principales Pablo Marín, Sara Pinet, Hamlet Ramírez y Miguel Romero.