Desalojo de Junta Municipal deja ocho lesionados en Colima

COLIMA, Col. (apro).- Al menos ocho personas resultaron lesionadas luego de que miembros del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ), que habían tomado la sede de la Junta Municipal de esa comunidad, fueron desalojados violentamente por seguidores de Carlos Guzmán Teodoro, expresidente del comisariado de bienes comunales de Zacualpan.

El choque ocurrió alrededor de las 19 horas de hoy, cuando los partidarios del exdirectivo, encabezados por el presidente de la Junta Municipal, Enrique Carpio Rincón, llegaron al lugar empuñando piedras y palos para tratar de disolver una protesta del CIDTZ, informó vía telefónica José Martín Peña Guzmán, integrante de esta organización.

Una de las lesionadas, Juana Teodoro Peña, fue trasladada al Hospital Regional Universitario para ser atendida de una herida en la cabeza provocada por una piedra que, de acuerdo con Martín Peña, le arrojó la señora Aurelia Torres Carpio.

También sufrieron lesiones Isidra Domínguez Quirino, Julia Laureano Aranda, Martha Laureano Aranda y Sofía Tomás Domínguez, por parte del CIDTZ, mientras que por el grupo antagónico resultaron lesionados Vicente Evangelista Teodoro y Gregoria Lorenzo Guzmán, quienes iban al frente del grupo que desalojó a los manifestantes, añadió José Martín Peña.

Posteriormente, al lugar del conflicto llegaron cinco patrullas y una tanqueta de la Policía Estatal, así como cuatro vehículos con agentes de la Policía de Comala, quienes tomaron las instalaciones de la Junta Municipal.

El incidente violento ocurrió dos horas después de la salida de tres funcionarios de la Segob, pertenecientes al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos, quienes se entrevistaron en un domicilio particular de Zacualpan con miembros del CIDTZ y representantes de organizaciones sociales para evaluar la situación de riesgo que viven los activistas ante el conflicto derivado del intento de establecer, hace casi dos años, un proyecto de explotación de una mina de oro en la región.

Entre las organizaciones sociales que participaron en el encuentro están el Colectivo de Abogados, representado por Claudia Gómez Godoy, y el grupo ambientalista Bios Iguana, coordinado por Esperanza Salazar Zenil. Esta última, junto con varios de sus compañeros que se han visto obligados a salir del estado, ha recibido amenazas de muerte por su asesoría al CIDTZ en la lucha contra el proyecto minero.

El propósito de la reunión fue precisamente recabar información para definir las medidas de protección que implementará el gobierno federal para los activistas sociales del CIDTZ, Bios Iguana y Colectivo de Abogados, y luego de ello se acordó un próximo encuentro en la Ciudad de México el próximo 29 de junio.

De acuerdo con Martín Peña, mientras se realizaba el encuentro, integrantes del grupo de Carlos Guzmán vocearon por las calles consignas beligerantes contra los recién llegados, especialmente hacia Esperanza Salazar, por lo que los representantes de la Segob pidieron el auxilio de la Policía Federal, que envió una patrulla con un elemento.

Alrededor de las 16 horas en que los visitantes pretendieron dejar la comunidad se toparon en la salida con un bloqueo de la carretera, encabezado por el presidente la Junta Municipal, Enrique Carpio, e integrantes del grupo contrario al CIDTZ, quienes exigían a los servidores públicos de la Segob y a los activistas que se identificaran y entregaran información sobre las actividades que habían realizado en el pueblo.

De acuerdo con Esperanza Salazar, quien viajaba junto con los funcionarios en la patrulla federal, en el lugar había unidades de la Policía Estatal y de la PGJE, quienes hicieron suya la exigencia del grupo encabezado por Enrique Carpio y condicionaban la entrega de lo que pedían para dejarlos pasar.

Después de que el elemento de la PF realizó algunas llamadas, los agentes estatales recibieron la orden de liberar el paso a la comitiva y, a empujones, hicieron a un lado a las personas que bloqueaban la carretera.

José Martín Peña informó que, alrededor de las cinco de la tarde, integrantes del CIDTZ molestos por el bloqueo del grupo contrario, decidieron tomar pacíficamente las instalaciones de la Junta Municipal, que se encontraban abandonadas, con la demanda de la destitución de Enrique Carpio Rincón, quien momentos antes había participado en un bloqueo de la carretera para tratar de impedir la salida del pueblo de los activistas de organizaciones sociales y los representantes de la Segob.

El desalojo se produjo dos horas después, y esta noche prevalecía un ambiente tenso en la comunidad, con habitantes de un grupo y de otro replegados entre el jardín y la sede de la Junta Municipal, mientras decenas de policías permanecían expectantes.