Ortega ofrece abogar por una ley de amnistía para lograr la liberación de Nestora Salgado

Nestora Salgado en la cárcel femenil de Tepepan.
Foto: Abril Cabrera

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- El gobernador del estado de Guerrero, Rogelio Ortega, visitó de nueva cuenta a la excomandanta de la Policía Comunitaria (PC) de Olinalá, Nestora Salgado García, en el penal de Tepepan, al sur de esta capital, y le reiteró que abogará por una ley de amnistía para que pueda recuperar su libertad.

La mujer, presa por tres acusaciones de secuestro, recibió al mandatario estatal, quien le aseguró que insistirá con el fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz, para que se desista de los cargos.

Sandino Rivero, abogado defensor de la activista, estuvo presente en el encuentro y declaró a esta agencia que Nestora se encuentra estable de salud tras la huelga de hambre que mantuvo por 31 días, en protesta por su encarcelamiento, y la falta de avances en el proceso legal.

El pasado 4 de junio Nestora levantó el ayuno que inició el 5 de mayo ante la insistencia de su familia y porque Rogelio Ortega se comprometió a reubicar de penal a los policías comunitarios Gonzalo Molina y Arturo Campo, que estaban recluidos en el Estado de México acusados de secuestro, lo cual ya hizo.

La semana pasada las hijas de Nestora, Saira y Grisel, se reunieron con representantes de la embajada de Estados Unidos en México para pedir su colaboración en el proceso legal que lleva la excomandanta, quien también tiene la nacionalidad estadunidense.

El primer logro fue obtener una constancia que avala la ciudadanía estadunidense de Nestora; durante este tiempo que lleva en prisión, primero en un penal de máxima seguridad en Tepic, Nayarit, y ahora en Tepepan, no se había presentado el documento para acreditar su doble nacionalidad.

Sandino Rivero también precisó que en próximos días se presentará un amparo para que “salgan las órdenes de aprehensión” pendientes en contra de la activista, porque según la defensa legal, hay por lo menos tres acusaciones más de secuestro que aún no salen a la luz.

Para los abogados defensores tener más acusaciones y no sacar una orden de aprehensión es una “forma de administrar el conflicto”, porque entonces se usarán cuando convenga a las autoridades y ello significa mantener a Nestora en prisión mientras transcurre la investigación.

El amparo, explicó el abogado, es la única forma para que un juzgado diga cuántas órdenes de aprehensión están pendientes y las haga efectivas, es decir se inicien de manera formal los procesos en contra de Nestora.

Por lo pronto, la defensa legal mantuvo ayer una reunión con funcionarios de la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, para revisar la situación de salud de la ex comandanta que el próximo 21 de agosto cumplirá dos años en prisión.