Va gobierno de EU contra exgobernador de Tamaulipas por lavado de dinero

Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas.
Foto: Benjamín Flores

WASHINGTON (proceso.com.mx).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos, acusó formalmente de lavado de dinero y de incitar transacciones bancarias ilícitas al exgobernador priista de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores y a su cuñado Oscar Gómez Guerra.

Ante la Corte Federal del Distrito Sur del estado de Texas, el fiscal federal Kenneth Magidson, develó el encausamiento judicial contra Hernández Flores y Gómez Guerra, quienes de ser declarados culpables de los delitos que les imputan, serían sentenciados hasta 20 años de prisión y a pagar una multa de medio millón de dólares.

“El exgobernador de Tamaulipas está acusado de conspirar para lavar dinero y de ayudar a facilitar operaciones ilegales de transferencias de dinero”, indica el encauzamiento judicial, fechado el pasado 27 de mayo, pero develado hasta este 18 de junio por la noche ante le corte texana.

Gobernador de Tamaulipas de 2005 a 2010, Hernández Flores y su cuñado, son objeto de un proceso judicial de parte del Departamento de Justicia, que busca recobrar 30 millones de dólares, monto calculado de las actividades ilegales que llevaron a cabo por medio del lavado de dinero.

Magidson informó a la Corte Federal, que al exgobernador priista el gobierno de Barack Obama le decomisó 4 propiedades en Estados Unidos, tres inmuebles ubicados en la ciudad de McAllen, valoradas en más de dos millones de dólares, y otro en la capital texana de Austin.

Gómez Guerra, de 43 años de edad, está casado con una hermana del exgobernador priista de 57 años de edad.

La Corte Federal texana indicó que además de enfrentar una sentencia de 20 años de cárcel y pagar medio millón de dólares en multa, por el delito de lavado de dinero, Hernández Flores y su cuñado, son sujetos de otra sentencia de 5 años de prisión y una multa de 250 mil dólares, cada uno, por el delito de incitar transacciones bancarias ilícitas.

“Ambos son considerados fugitivos de la ley (de Estados Unidos) y se mantiene una orden de arresto contra ellos. Cualquier persona que tenga información de su paradero, se les pide contactar a la Administración Federal Antidrogas (DEA) al teléfono (713) 693-3000”, apunto la Corte federal de Texas al dar a conocer la oficialización de los cargos contra Hernández Flores.