Exgobernador de Tamaulipas dice que ya era millonario antes de ser político

Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- El exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, restó importancia a los cargos que le imputa una Corte de Texas por los presuntos delitos de lavado de dinero e incitación a transacciones ilícitas.

En declaraciones al diario Reforma, el exfuncionario aseguró que su patrimonio en Estados Unidos es totalmente legal y que ya lo acreditó así ante las autoridades mexicanas y ahora lo hará ante la justicia estadunidense.

Según el exmandatario, antes de entrar al mundo de la política poseía ya alrededor de 4 millones de dólares en una cuenta en Estados Unidos. Ese dinero, detalló, fue producto de 25 años de trabajar en la industria de la construcción.

“La acusación es una réplica de la acusación que le hicieron a mi cuñado Óscar Gómez Guerra el año pasado, en donde no le dieron ni la oportunidad de dar información, lo sorprendieron, él tiene operaciones comerciales que ha realizados en el país, y tiene todas sus declaraciones del SAT, tiene sus ingresos justificados, y ya el mismo aclaró que yo no tenía absolutamente nada que ver en sus operaciones”, comentó.

Luego de apuntar que no tiene idea de dónde salió la cifra de 30 millones de dólares en transferencias que se le imputan, el exmandatario tamaulipeco confirmó que es dueño de dos casas en McAllen, Texas, mismas que podrían ser decomisadas por la justicia estadunidense.

En la entrevista con Reforma, Hernández Flores refirió también que la Procuraduría General de la República lo investigó en el sexenio de Felipe Calderón sin encontrarle nada.

El exgobernador fue acusado junto con su cuñado Óscar Gómez Guerra en la Corte del Sur de Texas.