Fracturado, el narcopacto en Jalisco

Aristóteles Sandoval y Miguel Ángel Osorio Chong, gobernador de Jalisco y titular de la Segob, respectivamente.
Foto: Rafael del Río

MÉXICO, D.F. (apro).- El convulsionado estado de Jalisco inició este 19 de junio con un asesinato más: el de Javier Galván Guerrero, delegado del ISSSTE en la entidad y quien se suma a otro funcionario federal ejecutado en la misma entidad el 27 de julio de 2013, Jaime Navarro Martínez. El punto de inflexión entre ambos es Leonel Sandoval Figueroa, padre del gobernador Aristóteles Sandoval.

La cercanía de ambos funcionarios, el primero del ISSSTE y el segundo de Sedesol, no sólo tiene como factor común ser parte del equipo político del padre del gobernador, también su lugar de origen: el distrito federal 18, donde se encuentra enclavada la localidad de El Grullo, lugar de esparcimiento de Nemesio Oseguera Cervantes, líder visible del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El delegado del ISSSTE fue masacrado esta mañana a bordo de su camioneta blanca. Según los reportes policiacos, Galván Guerrero salió del gimnasio, abordó su camioneta para poco después ser alcanzado por sus verdugos y recibir cuando menos siete disparos. Las fotografías muestran un disparo en su espalda y curiosamente su vehículo no tiene un solo orificio, además de que la ventana del conductor se observa intacta y cerrada.

Galván Guerrero fue regidor de Aristóteles Sandoval cuando éste se desempeñó como presidente municipal de Guadalajara (2009-2012), pero su cercanía no era con él sino con el padre del actual gobernador.

Durante la legislatura federal LIX (2003-2006), Galván Guerrero fue compañero de curul de Leonel Sandoval Figueroa, quien ganó el distrito federal número 11.

Javier Galván, en tanto, representó el distrito federal 18 que comprende 19 municipios, entre ellos Autlán de Navarro y El Grullo, este último se ha ubicado como el lugar de descanso de Nemesio Oseguera, El Mencho.

Otro representante del distrito federal 18, pero de la actual legislatura federal, la LXII, fue Gabriel Gómez Michel, un joven pediatra que formó parte del círculo político del padre del gobernador y quien el 24 de septiembre anterior fue “levantado” y “quemado” en los límites de Zacatecas con Jalisco.

El delegado del ISSSTE en Jalisco fue presidente municipal de Autlán y no sólo compañero de bancada de Leonel Sandoval en San Lázaro, también acompañó a Javier Guízar Macías, quien fue diputado federal por el primer distrito.

Mientras Javier Galván Guerrero se desempeñaba como regidor del ayuntamiento de Guadalajara (2011), otro joven, Jaime Navarro Martínez, era nombrado por Leonel Sandoval como representante en Zapopan de la agrupación MAS (Movimiento Aristóteles Sandoval), a través de la cual promovía la candidatura de su hijo al gobierno de Jalisco.

Ya con Aristóteles Sandoval al frente del gobierno de Jalisco, Navarro Martínez saltó a la delegación de Sedesol en la entidad al ser nombrado en abril de 2013 coordinador del Programa de Atención a Zonas Prioritarias; sin embargo, tres meses después, el 27 de julio, fue ejecutado en las inmediaciones del poblado Nextipan, del municipio de Zapopan.

Semanas atrás, el 29 de abril, Arturo Navarro Martínez, hermano del funcionario de Sedesol y colaborador cercano de Leonel Sandoval, fue ejecutado en el centro nocturno “Sajhara” de Guadalajara, y meses antes, el 21 de agosto de 2012, en el rancho de Arturo había sido asesinada su esposa.

Ambos personajes, Arturo y Jaime Navarro Martínez, son parientes políticos del narcotraficante apodado El Changel, hoy preso y quien fuera uno de los hombres de confianza de Ignacio Coronel, Nacho Coronel, integrante del Cártel de Sinaloa asesinado en Guadalajara en 2010 por autoridades federales.

Aristóteles Sandoval asumió la gubernatura el 1 de marzo de 2013 y ocho días más tarde, el 9 de marzo, un comando ejecutó a su recién nombrado secretario de Turismo, Jesús Gallegos Álvarez.

Javier Galván Guerrero, Jaime Navarro Martínez, Gabriel Michel y Jesús Gallegos Álvarez formaban parte del grupo político impulsado por Leonel Sandoval, padre del actual gobernador jalisciense.

Otros miembros de dicho grupo político son: Javier Guízar Macías, actual delegado de Sagarpa en Jalisco y quien fuera compañero de curul en San Lázaro de Leonel Sandoval; José Manuel Carrillo Rubio, exdelegado de Gobernación y también exdiputado federal en la LIX legislatura y Hugo Contreras Zepeda, actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI.

Así, funcionarios federales y locales de Jalisco recientemente ejecutados han formado parte del grupo político de Leonel Sandoval.

Otro personaje que ha estado cercano al actual gobernador es Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, actual fiscal de la entidad y quien desde hace 20 años ha participado en actividades policiales, desde comandante en Zapopan, secretario de Seguridad Pública en Guadalajara hasta procurador con el panista Emilio González Márquez.

Luego de los más de 20 bloqueos que protagonizó el CJNG el 1 de mayo pasado, en diversos medios locales se comentó que Nájera sería sustituido en el cargo; como sucesor se mencionó al abogado y aspirante por el PRI a la sindicatura de Zapopan en 2009, Antonio Molina de la Puente.

Molina de la Puente, quien presumía su cercanía con el gobernador y su padre, fue ejecutado el pasado 26 de abril junto con su acompañante Luis Cortés Villaseñor; a este último autoridades estadunidenses lo han señalado como “lavador” del cártel de Sinaloa.

Autoridades del propio gobierno de Jalisco han detallado que funcionarios estatales pactaron durante la campaña electoral de 2012 con el cártel de Sinaloa, al que pertenecía Nacho Coronel, pero una vez que llegaron al poder rompieron con ellos aliándose con quien fuera uno de los brazos ejecutores de dicha agrupación, el hoy Cártel Jalisco Nueva Generación.

Las mismas fuentes establecieron que a inicios de este año las mismas autoridades rompieron con el CJNG reconstituyendo su pacto con el Cártel de Sinaloa; incluso ello tuvo como consecuencia la captura de Abigael González Valencia, El Cuini, el 28 de febrero en Puerto Vallarta.

De El Cuini, las autoridades estadunidenses han sostenido que es cerebro y operador financiero del CJNG, en tanto que El Mencho es el brazo armado.

Luego de la detención de El Cuini, en represalia la gente de El Mencho emboscó a integrantes de la Gendarmería el 19 de marzo pasado en Ocotlán, dando muerte a once elementos.

Más tarde, el 7 de abril, el CJNG emboscó en el poblado de San Sebastián a 15 elementos de la Fuerza Única de Jalisco creada por Luis Carlos Nájera. La versión extraoficial es que éstos eran parte de la seguridad que las propias autoridades habrían dado a El Mencho cuando aún existía el pacto con ellos.

Y las razones de la masacre habrían sido para que las víctimas no revelaran los lugares que frecuenta El Mencho, entre ellos El Grullo, donde corre la versión que compró varias hectáreas.