La presunta demanda del PRI contra MC

Gran perdedor en la contienda del domingo 7, el PRI estatal, presidido por Hugo Contreras Zepeda, presentó una querella contra las radiodifusoras y canales de televisión jaliscienses que, dice, ofrecieron de manera ilegal tiempo en sus transmisiones para favorecer a MC y a sus candidatos.

El documento, que se considera “histórico” en Jalisco, incluye a más de 60 empresas, los priistas proponen anular las elecciones, según escribió Javier Tejado Dondé el martes 16 en su columna “Espectro”, del periódico El Universal.

El autor, quien se desempeña como asesor jurídico de empresas como Televisa, Grupo Acir, Radio Fórmula y el Instituto Mexicano de la Radio (Imer), proporciona detalles de la demanda interpuesta por el PRI contra MC ante el IINE y sustentado en el expediente PRI/JL/JAL/324/PEF/368/2015.

En el documento citado por Tejado Dondé se acusa a los candidatos de MC de acciones indebidas relacionadas con la compra ilegal de publicidad en radio y televisión, y alude a la “posible venta de tiempo” en medios electrónicos a favor de esa organización.

“El PRI acusa por igual a frecuencias nacionales de Televisa, TV Azteca, Radio Fórmula, MVS y Radiorama que a frecuencias locales de Radio Armonía, Radio La Barca y Stereo Mundo. Pero no sólo acusa a estaciones privadas, también señala que las estaciones públicas se vendieron a Enrique Alfaro: desde la nueva cadena de TV del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano –misma que rinde cuentas al Senado de la República– hasta las estaciones de radio y TV de la Universidad de Guadalajara”, escribió Tejado Dondé.

Y añadió: “El PRI, en algo nunca antes visto en este país, está acusando a 61 empresas de medios electrónicos de hacer trampa en las elecciones y haber jugado a favor de Enrique Alfaro y el resto de los candidatos de MC en Jalisco. Y ha solicitado que se abra un Procedimiento Especial Sancionador, el más grande del que se tenga memoria, contra la radio y la TV a efecto de anular las elecciones. Para el PRI está en marcha el complot electoral más grande y burdo en la historia de México.

“Lo curioso de este caso es que las estaciones están teniendo que probar que son inocentes de las acusaciones que les hace el partido tricolor. El PRI entregó un monitoreo que mostraría que todas las estaciones en Jalisco dieron más spots a MC de los que deberían haber transmitido. Aproximadamente, dice el PRI, existió un 40% más spots para MC de lo que le correspondería.

“…Lo que realmente parece estar sucediendo es que el PRI-Jalisco y el gobernador (Aristóteles Sandoval Díaz) están echando mano de cualquier tipo de artimañas para violentar el resultado de las urnas y anular las elecciones. Para lograr sus fines, han decidido culpar a todos los medios electrónicos.

“El INE y el Tribunal Electoral debieran de sancionar este tipo de denuncias frívolas y tramposas que sólo hacen perder a autoridades y a estaciones de radio y TV importantes recursos y tiempo. Pero también el PRI nacional, y en particular su presidente César Camacho, debiera tomar cartas en el asunto ante el ataque que con recursos públicos se está haciendo contra toda la radiodifusión de Jalisco. Al parecer, los priistas de Jalisco no han encontrado quién la hizo, pero sí quién se las paga.”

En los comicios del domingo 7, MC arrasó al PRI en las urnas y ganó en Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, los municipios de la zona metropolitana sobre los que se traza la ruta de la Línea 3 del Tren Ligero.

La queja del PRI se centra de manera especial en las elecciones de Guadalajara, donde ganó Enrique Alfaro Ramírez con más de 51% de los votos computados en la segunda ciudad más importante de México.

La vocalía estatal del INE en Jalisco, a través de su jefatura de prensa, que encabeza Juan Carlos Hernández, dijo desconocer los detalles del expediente mencionado por Tejado Dondé en su columna. Según el funcionario, si existe algún tipo de demanda deberá atenderla el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco o el TEPJF.

Proceso Jalisco buscó a la representación del PRI para conocer más detalles sobre esa queja, pero, al igual que en 1995, cuando fue barrido por el PAN, no localizó a nadie en las oficinas; nadie contesta los teléfonos para corroborar si existe la demanda a la que alude Tejado Dondé.

Por el lado de los empresarios radiofónicos presuntamente demandados, algunos de ellos comentan al reportero que acudirán ante la autoridad electoral para presentar programas “testigos” para comprobar que hubo equidad en el tiempo ofrecido a todos los candidatos.

Consultados al respecto, militantes de MC dicen desconocer la presunta demanda que menciona Tejado Dondé en su columna. Prefieren esperar, dicen, a que las autoridades electorales les informen sobre la querella.