Pasantes de Medicina protestan por inseguridad en Guanajuato

María Teresa Adona Ponce, egresada de la UAG que hacía su residencia en una Unidad médica de una comunidad de Romita.
Foto: Especial

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Pasantes de Medicina que realizan su residencia en hospitales y unidades médicas en la entidad salieron a la calle para protestar por las ínfimas condiciones en las que realizan su labor, principalmente en materia de seguridad.

Apoyados por familiares, los pasantes portaron pancartas en las que consignaron que de 2011 a la fecha se han registrado más de 60 asesinatos y desapariciones de varios de sus compañeros en el territorio nacional.

La marcha se concentró en el pórtico del Teatro Juárez, donde estaba por presentarse el programa del Festival Internacional Cervantino, con la asistencia de los gobernadores Miguel Márquez y Graco Ramírez (Morelos), así como embajadores de Chile, Perú y Colombia.

Los estudiantes pretendían entregar a Márquez y al secretario de Salud, Ignacio Ortiz Aldana, un pliego petitorio, pero los funcionarios y sus invitados ingresaron al recinto por una puerta lateral.

En el pliego petitorio, los pasantes solicitaron una audiencia con las autoridades para darles a conocer la vulnerabilidad en que se encuentran en el desempeño de sus funciones, sobre todo en las comunidades rurales.

“Las condiciones del país no son las mismas que cuando comenzó el programa de servicio social, México está en guerra”, señalaron. “Nos exponemos al daño físico, psicológico e incluso sexual, se nos obliga a ir en días festivos, pernoctar en las unidades y permanecer solos en la unidad. En algunas unidades no hay comunicación telefónica, por internet o de otro tipo, ni para pedir ayuda; los pasantes no debemos quedarnos solos”, indicaron.

En algunas pancartas, los residentes médicos también calificaron de sospechoso que la muerte de algunos de sus compañeros en los últimos años, particularmente del 2011 a la fecha, se hubieran reportado como suicidios o crímenes pasionales.

En Guanajuato, a fines de octubre pasado se conoció el asesinato de Paulina Méndez, una joven pasante del Hospital regional de León, cuando pretendían robarle una laptop. El homicida fue detenido.

Hace una semana, el cuerpo de la joven María Teresa Adona Ponce, egresada de la UAG que hacía su residencia en una Unidad médica de una comunidad de Romita, fue encontrado colgado de un árbol en las inmediaciones de un estanque privado en la salida León-Cuerámaro.

La Procuraduría de Justicia del estado apuntó en su investigación a un suicidio, aunque la joven previamente había denunciado que alguien había ingresado ilegalmente a su domicilio, de acuerdo a lo que amigos y compañeros suyos compartieron en redes sociales.

En la protesta, los residentes indicaron que se les otorga una beca de mil 500 pesos cuando van a sitios donde deben pernoctar, o de mil pesos en plazas donde deben cubrir un servicio de ocho horas.

María Fernanda Magaña, una pasante de Medicina que presta sus servicios en la Unidad Médica de Atención Primaria (UMAP) de la comunidad de Cañada de Bustos, perteneciente a la capital del estado, detalló que desde hace tres años se atiende a los pacientes en una casa-habitación habilitada para tal propósito, debido a que el inmueble que ocupaba fue demolido y el gobierno estatal se comprometió a construir uno nuevo, lo que no se ha concretado.

“El consultorio es un cuarto dividido entre bodega y consultorio. Debemos atender hasta a 50 pacientes diarios, pero a veces me quedo sola, sin médicos ni enfermeras”.

En la comunidad se han presentado varios eventos delictivos, como el robo a la secundaria que está frente a la unidad hace unos días por tres hombres armados. “A veces tiene que ir mi familia a acompañarme cuando me quedo sola”, narró la joven, quien acudió ante el director de enseñanza de la Secretaría de Salud del estado, Jorge Lira Gómez, a reportar que un hombre desconocido había ido a preguntar por ella a la unidad.

El funcionario le dijo que no se preocupara: “Eso quiere decir que tienes tu pegue también en la comunidad”.