El país debe reforzar “motores económicos internos”: Aportela

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Para Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, no hay otra salida: México debe reforzar sus motores internos, ya que “los vientos externos” que impulsaban a la economía “tienen ahora menor presencia”.

Al participar en el foro “Infraestructura en el Desarrollo de América Latina”, organizado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el funcionario, quien asistió en representación del titular de Hacienda, Luis Videgaray, comentó:

“Sin lugar a dudas esos vientos favorables que daban a la región un impulso mayor al crecimiento tienen ahora una menor presencia, y se estima que eso es un efecto que será más duradero ¿Qué quiere decir esto? Que es un efecto que se percibirá durante varios años, y eso significa que en Latinoamérica se tienen que hacer ahora más esfuerzos para tener motores de crecimiento adicionales de manera sostenible, de manera más saludable”.

Aportela sostuvo que las tasas de crecimiento se encuentran alrededor de 3% en América Latina, cuando antes de la crisis financiera internacional de 2009 el crecimiento rondaba 5%.

“Esto se debe no porque la región haya disminuido en términos de la solidez de sus finanzas públicas, la región en general está mucho mejor de lo que estaba hace algunas décadas, sino en cuanto al entorno externo que es menos favorable”, precisó.

Luego explicó que este entorno externo es menos favorable porque países como China han tenido un menor dinamismo en su crecimiento, al pasar de tasas cercanas a 10%, a tasas de 7% de crecimiento, y eso ha tenido un efecto sobre el precio de las materias primas que la región vende a esas partes del mundo.

Ante el presidente ejecutivo del CAF, Enrique García, y el director general de Nacional Financiera, Jacques Rogozinski, Aportela no dejó pasar la oportunidad para resaltar la “estabilidad macroeconómica del país en un entorno adverso.

También aseguró que en México se han mantenido los fundamentales macroeconómicos sanos.

“Por ejemplo, ajustes preventivos del gasto desde este año, que continuarán durante el siguiente ejercicio; en contar con reservas internacionales superiores a los 190 mil millones de dólares, más una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional, por aproximadamente 70 mil millones de dólares, adicional al tipo de cambio flexible que permite amortiguar los choques externos hacia la parte real de la economía mexicana”.

Además, aseguró que el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 incluye más de 700 proyectos para ser desarrollados en los próximos años con un valor de 7.7 billones de pesos.