“Por qué carambas se le paga a los maestros en paro”, reclaman a Chuayffet

Emilio Chuayffet, titular de la SEP, durante su comparecencia en el Senado.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- La evaluación docente, su inesperada suspensión previo a los comicios del domingo 7 y el panorama educativo en el país enmarcaron la ríspida comparecencia del titular de la SEP, Emilio Chuayffet ante legisladores de la Segunda Comisión de la Permanente en el Senado.

Además de Chuayffet, los legisladores convocaron a los consejeros del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) para que aclararan la situación del organismo luego del comunicado del 29 de mayo por el que la SEP anunciaba la suspensión indefinida de los exámenes, que se retomaron una vez que pasaron las elecciones del 7 de junio.

Incluso, uno de los temas que más desacuerdos generó fue si hubo violación de parte de la SEP a la autonomía constitucional del INEE, encargado de aplicar las evaluaciones al magisterio.

Los legisladores reclamaron a los consejeros que hayan reaccionado “con tibieza”, ya que sólo emitieron otro boletín de rechazo en lugar de tomar acciones contundentes ante el “atropello” de la SEP.

La consejera presidenta del INEE, Sylvia Schmelkes, admitió que sí les parecía que su autonomía fue violentada, y por ello analizaban con sus abogados el interponer una controversia constitucional, pero tenían 30 días para hacerlo, así que dejaron correr un primer plazo hasta que pasaran la jornada electoral.

En respuesta, Chuayffet insistió en que no hubo tal violación, ya que la emisión de las convocatorias estatales para la evaluación no es facultad como tal del INEE, sino de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente de la SEP.

El secretario de Educación Pública también dejó en claro que continuarán garantizando el cumplimiento de los procesos de evaluación para el ingreso, la promoción y la permanencia del servicio profesional, en básica y media superior para el ciclo escolar 2015 y 2016.

Luego sostuvo que con los concursos de promoción en educación básica, los pasados 20, 21 y 22 de junio, los primeros que se tenían previstos en el marco de la reforma educativa, “murió el sistema escalafonario anterior”.

Sin embargo, una crítica reiterada de los legisladores fue por la forma en que se anunció la suspensión indefinida, en un boletín de prensa de sólo 33 palabras, texto que la diputada petista Lilia Aguilar calificó de “lacónico”.

“Admito la crítica de que fue lacónico”, justificó Chuayffet.

El comunicado, concedió, “debió haber sido más explícito para que no se confundiera la suspensión con la evaluación, sino la suspensión con la fecha de publicación de los domicilios para realizar los exámenes, y de esa manera habría habido mayor tranquilidad entre todos los participantes”.

También reveló que decidieron actuar con “discreción” sobre las razones del boletín para evitar un debate político en medio del proceso electoral.

La verdadera causa de la suspensión, acotó, era que 13 estados no habían presentado a tiempo la información sobre los lugares y las computadoras a utilizar para aplicar los exámenes.

En su intervención, el senador petista Manuel Bartlett deploró que la SEP no haya tenido comunicación con el INEE, ya que no sólo en su boletín omitió las razones de la suspensión, sino que tampoco a los consejeros les informó los problemas técnicos que enfrentaba la dependencia.

Por su lado Esther Quintana Salinas, del PAN, pidió a Chuayffet explicar “por qué carambas” se le sigue pagando a los maestros que están en paros en lugar de dar clases.

En respuesta, el titular de la SEP dijo que a los profesores se les paga debido a un acuerdo de 1992 firmado con los gobernadores, pacto que sigue vigente a la fecha.

Luego Chuayffet insistió en que los concursos de evaluación se llevaron a cabo los días 20, 21 y 22 de este mes, como estaba programado. Se aplicaron en 30 entidades, con excepción de Michoacán y Oaxaca y 294 alumnos de Chiapas, que no pudieron desarrollar su examen.

En general, acotó, se registraron un total de 48 mil 171 participantes, pero por posposición el registro quedó en 47 mil 192 personas. Se presentaron a la evaluación respectiva 39 mil 367 aspirantes, es decir, 83.4%.