EU no hara concesiones ni pagará rescates a terroristas: Obama

Barack Obama en la Casa Blanca.
Foto: AP

WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama reafirmó que el gobierno de su país no hará concesiones ni pagará rescates a grupos terroristas o delincuentes que secuestren a ciudadanos estadunidenses, y anunció la creación de una nueva entidad federal para abordar asuntos de esta naturaleza.

En la Casa Blanca y luego de reunirse con familiares de estadunidenses que han sido secuestrados y en algunos casos ejecutados por grupos terroristas y agrupaciones criminales enemigas de Estados Unidos, el mandatario dio a conocer los nuevos lineamientos federales para casos de secuestros.

“No haremos concesiones ni pagaremos rescates”, enfatizó Obama al hablar del asunto de los estadunidenses secuestrados en el extranjero, e informar de la orden ejecutiva que firmó para establecer los nuevos mecanismos para este tipo de crisis.

“Como gobierno, siempre debemos hacer todo lo que esté al alcance de nuestro poder para traer a casa a esos estadunidenses (secuestrados) y para respaldar a sus familias”, dijo Obama.

A diferencia de lo que hacen algunos gobiernos europeos como Francia e Italia, que han pagado millones de dólares por la liberación de sus ciudadanos secuestrados en el extranjero, Obama subrayó que Estados Unidos no hará cambios en su política en el sentido de demostrar vulnerabilidad ante los grupos insurgentes.

Bajo los nuevos lineamientos emitidos por el presidente, el gobierno federal ofreció trabajar de manera más cercana con los familiares de los rehenes. Incluso se comprometió a mantenerlos actualizados sobre los esfuerzos que realiza el gobierno federal para liberar a los secuestrados, y de ser necesario colaborar con entidades privadas involucradas en la liberación de la víctima del secuestro.

En este mismo sentido, Obama autorizó al Departamento de Justicia a financiar la participación de entidades privadas elegidas por la familia del rehén, para negociar la liberación de la víctima, siempre y cuando el gobierno federal se encargue directamente en hablar y negociar con los secuestradores.

Con la orden ejecutiva emitida por Obama se crea la Célula de Fusión para la Liberación de Rehenes, una agencia intergubernamental permanente que se encargara de la coordinación de las acciones para liberar a las víctimas.

Con la participación de funcionarios expertos en secuestros del FBI, la CIA, los Departamento de Defensa, Estado, Tesoro y Justicia, dicha Célula de Fusión tiene la misión de diseñar los planes para lograr la liberación de los estadunidenses secuestrados en el extranjero.

Obama explicó que además las agencias de inteligencia del gobierno federal, tendrán una mayor participación en la liberación de rehenes y compartirán la información que tengan respecto de los captores con los familiares de las víctimas.

Para garantizar la efectividad de los trabajos en la liberación de los estadunidenses secuestrados en el extranjero, Obama ordenó a todas las agencias federales involucradas en esta tarea entregar un reporte semestral con las políticas, procesos y acciones que han tomado en ese periodo de tiempo para liberar a todos los rehenes.

“Acepté ante los familiares de las víctimas, y lo quiero decir públicamente, que es verdad que ha habido ocasiones en que nuestro gobierno, pese a las buenas intenciones, les ha fallado. Les prometo que lo haremos mejor”, remató Obama.