Exigen a Cué medidas de seguridad para comunidad LGBTTI

OAXACA, Oax. (apro).- La Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir exigió al gobierno estatal medidas de seguridad para la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTI), luego del asesinato de Eugenio, un estilista de 48 años, ocurrido el pasado jueves 18.

Jesús Yoshio Morales Ramírez, integrante de la Red, precisó que en lo que va de este año suman siete los crímenes de odio perpetrados en la entidad.

Tras anunciar la VII Marcha-Calenda por el Respeto a la Diversidad Sexual e Identidad de Género, el próximo 4 de julio, señaló que con esas acciones la comunidad LGBTTI busca visibilizar los graves problemas que enfrentan, y demandó al gobernador Gabino Cué poner en práctica un “protocolo de actuación y atención a la comunidad de la diversidad sexual” e implementar el protocolo de actuación para quienes imparten justicia en los casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género.

Después de detallar que en los últimos 15 años se han cometido 117 crímenes de odio únicamente en Oaxaca, el activista exigió al Congreso local elaborar y promulgar leyes en defensa de los derechos de las diversidades sexuales que erradiquen el estigma, la discriminación y la homofobia, y respetar las sentencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto del matrimonio igualitario.

También a la jerarquía católica le lanzó una petición: respetar la diversidad sexual, tomando en cuenta que el mensaje inspirado en el evangelio de Jesús es de justicia, solidaridad y amor, especialmente hacia los sectores más discriminados.

Y al Estado Mexicano le exigió garantizar los derechos humanos de todas las personas, condenando cualquier acto de discriminación y homofobia.

En tanto, a la Secretaría de Educación Pública la conminó a fomentar la educación y la sensibilización en materia de orientación sexual e identidad de género, a través de los planes y programas de estudio de todos los niveles escolares.

Mientras que a la Secretaría de Salud le pidió crear planes de acción específicos y de sensibilización para prestadores de servicios de salud en todos los niveles que aseguren la eliminación de las prácticas discriminatorias, garantizar la cobertura y pleno acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva incluyentes, y no dar por hecho que todas las personas son heterosexuales.

Preocupada por la injusticia, complicidad e impunidad ante los 117 crímenes de odio, la Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir convocó a los oaxaqueños a sumarse a la marcha ciudadana por el respeto a los derechos de la LGBTTI, el próximo 4 de julio, que partirá a las 5 de la tarde de la Fuente de las Ocho Regiones hacia el exConvento de Santo Domingo.

Se trata de un acto de solidaridad, un llamado de justicia y la exigencia de una vida libre de violencia, apuntó Morales Ramírez, quien detalló que de 1995 a 2014 se perpetraron mil 218 crímenes de odio en el país y más de 35 mil feminicidios, además de los 500 mil asesinatos de mujeres y hombres, y la desaparición de más de 20 mil personas, entre ellos los 43 normalistas.

Y subrayó: “No queremos que la violencia institucional se perpetué en nuestro país”.

Añadió: “Reclamamos nuestro derecho a la vida, el respeto a nuestra orientación sexual, a nuestra identidad de género, pensamiento, ideología, y exigimos una vida libre de violencia”.

La comunidad LGBTTI insistió que mujeres y hombres saldrán a las calles a marchar por el clima de  intolerancia social e institucional hacia la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia en el estado de Oaxaca, así como diversos tipos de violencias que amenazan su seguridad.

El pasado jueves 18, Eugenio fue asesinado a puñaladas en la avenida Símbolos Patrios de la colonia Miguel Alemán, en esta capital.

El cuerpo del estilista fue localizado cubierto con una sábana y recostado sobre unas sillas, con una impresionante herida en el cuello.